Hay películas que, por diversas razones y a veces ayudadas también de ingeniosas estrategias publicitarias, comienzan a llamar la atención desde mucho tiempo antes de su estreno y de las cuales todos comienzan a hablar a partir de algo que ven o escuchan, y en el caso de La Monja (The Nun) esto ha pasado recientemente tras la salida de un spot que ha causado un gran efecto en la mayoría de aquellos que lo han visto hasta ahora.

Recientemente apareció en YouTube un spot de La Monja, el cual recurría a uno de los trucos más comunes en el cine de terror, el jump scare, que es cuando surge una imagen de manera repentina y casi siempre acompañada de una notable subida en el volumen con la intención de asustar a quienes están viendo con atención lo que sucede en la pantalla.

Luego de estar un par de días en internet, el video en cuestión fue retirado de YouTube debido a que se acumularon varias quejas sobre su contenido con gente alegando que lo que veían en realidad asustaba demasiado.

En el spot recién eliminado, aparecía un mensaje pidiendo que bajes el volumen y luego aparece una imagen de la espeluznante Monja lanzando un grito aterrador.

Cuando una joven monja se quita la vida en un convento en Rumania, un sacerdote con un pasado vinculado a lo sobrenatural, es enviado a investigar por el Vaticano. Arriesgando no sólo su propia vida, sino también su fe, el sacerdote se enfrentará a una fuerza maléfica conocida con el nombre de Valak.