Como siempre, esta reseña/opinión no contiene spoilers

En estos días, cuando escuchas que se acerca otro proyecto basado en una historia de superhéroes y que tiene un vínculo con un universo expandido, lo primero que pensamos es: “bueno, otro intento para acumular dinero”. Primero, pues claro: aunque haya una intención artística, este tipo de series y películas siguen siendo un negocio. Segundo: eso no quiere decir que todas sean malas.

En Legión, David Haller es un hombre diagnosticado con esquizofrenia que ha pasado su vida intentando superar su padecimiento, sin resultados. Un día, mientras está internado, conoce a una chica llamada Syd Barrett (ajá, como el fundador de Pink Floyd) que evita cualquier contacto con la piel del resto de los pacientes. Por supuesto, se enamoran. Pero hasta ahí llegan los momentos tradicionales.

Las películas del universo X-Men han estado presentes por 17 años. O 21, si toman en cuenta la horripilante Generation X

 

 

Aunque, pensándolo bien, es mejor olvidarse de esa “película” para televisión.

Pero les decía: ya estamos acostumbrados de alguna manera a las historias de mutantes. Por lo menos el 80% están centradas en Wolverine, el 10% tienen un cameo (de Wolverine) y la película restante es Apocalipsis, que no le encantó a la audiencia. De cualquier manera, ya sabemos la fórmula: el Profesor X y Magneto están involucrados en una situación terrible que tiene que ver con el pasado o el futuro de los mutantes y la raza humana, entran en desacuerdos, llega Wolverine y todo se olvida porque se quita la camisa y saca las garras.

No es que esté mal: en realidad, varias de las entradas del universo X-Men son muy buenas. El planteamiento de las diferencias entre humanos y mutantes, la comparación velada de la aceptación de la sexualidad, la transformación de Erik, víctima del Holocausto a un tirano que quiere causar la misma devastación. Pero sí hay pautas que siguen y eso que ni siquiera se atrevieron a tocar toda la historia de Cable, Onslaught y demás personajes ligados a la franquicia.

Entonces, cuando te sientas a ver Legión, crees que va a suceder lo mismo y de alguna manera, está pasando… excepto que nosotros no estamos viendo el conflicto a gran escala. En cambio, la vida de David es rutinaria y llena de hartazgo, constantemente llena de dudas acerca de su salud mental y sin ningún tipo de guerra masiva entre grupos de mutantes. Por estar situada en una crítica psiquiátrica, empiezas a dudar de todo lo que estás viendo, como David lo hace. Y es que ¿cómo sabes que la chica que amas es real si jamás puedes tocarla?

Pero esta es una serie de X-Men, así que es inevitable que lleguen los problemas. David es interrogado acerca de un suceso inexplicable en la clínica, pero no entiende por qué. De hecho, llega el momento en el que decide que todo está en su cabeza, porque siente que es lo suficientemente insignificante como para estar sentado ante agentes del gobierno.

Algo que hay que resaltar, es la narración de la serie, porque no es completamente lineal. De hecho saltamos de un momento a otro y en ocasiones comienza a ser confuso, pero no de mala manera. Después de todo, estamos lidiando con alguien que tiene voces en la cabeza y que está rodeado de pacientes mentales.

La serie no sigue los cómics en los que aparece Legión, sino que tiene una historia completamente original, pero echando mano de las bases del personaje. Esto es bastante bueno, porque los fans no se sentirán traicionados si alguno de los elementos de una saga no aparece. Por otro lado, los recién llegados no tendrán que preocuparse por los spoilers o por aquellos que griten a voz en pecho “ash, es que eso ya pasó en los cómics”, como lo tienen que hacer quienes ven Game of Thrones sin haber leído los libros.

En resumen, Legión es un relato de locura y mutantes, pero hecho de manera muy distinta a las películas. Las actuaciones son muy buenas (seguramente Aubrey Plaza se robará la serie) y no deja de estar ubicada en un universo emocionante. Definitivamente vale la pena verla todos los jueves. Ah, y solo tendrá ocho episodios en la primera temporada, así que no habrá nada de relleno. 

 

tl;dr

¿Hay poderes? 

¿Hay mutantes?

¿Sale Wolverine/Guepardo/Lobezno? No, pero eso es bueno

¿Salen Magneto y Charles Xavier? No, pero se podría hacer una referencia a Charles en la primera temporada

¿Está buena? ¡Sí! Y es bastante distinta de las películas

¿En dónde la veo? En Canal FX, los jueves a las 10

Ajá, pero me perdí el primer episodioEn Fox Play puedes verlo completamente gratis