Para aquellos suscritos a Prime Video de Amazon, una de las mejores apuestas en ciencia ficción es The Man in the High Castle. Basada en la novela de Philip K. Dick, la serie, situada en 1962, presenta un mundo alterno, en el que Alemania y Japón ganaron la Segunda Guerra Mundial y Estados Unidos es un territorio conquistado por los nazis.

Juliana Crain, la protagonista de la serie, se encuentra con una serie de rollos de película que presentan una realidad paralela: la nuestra. En ella, desde luego, los nazis perdieron la guerra y Estados Unidos es una potencia mundial e independiente. Juliana buscará la manera de saber qué es lo que significan las películas y quién es el misterioso Hombre en el Castillo, quien aparentemente tiene todas las respuestas que ella busca.

Los 10 episodios de la tercera temporada de serie llegarán a Prime Video a partir del 5 de octubre. Durante la SDCC de este año, se anunció que se prepara una cuarta temporada.

 

En la tercera temporada de la serie ganadora del Emmy The Man in the High Castle, Juliana Crain (Alexa Davalos) se encuentra enfrentando su destino, después de buscar refugio en la Zona Neutral. Al darse cuenta de que sus caminos están conectados, trabaja con el Ministro de Comercio Tagomi (Casy-Hiroyuki Tagawa) para interpretar el misterio de las películas restantes. Mientras tanto, al tiempo que crecen los conflictos entre el Reich y el Imperio, Joe Blacke (Luke Kleintank) regresa de Berlín y es enviado en una misión diplomática a San Francisco, en donde se reunirá con Juliana y ambos llegarán a un punto clave de su relación. Además, el Obergruppenfuhrer John Smith (Rufus Sewell) es aclamado por la alta sociedad Nazi, pero las fuerzas políticas están cerrando filas ya que los Reischsmarschall estadounidenses Lincoln Rockwell y J. Edgar Hoover conspiran contra él. Helen (Chelah Horsdal) toma drásticas acciones para proteger a su familia, que lidia con las consecuencias de la muerte de Thomas y Smith toma conocimiento de un impactante y ambicioso programa Nazi que tiene ramificaciones globales y personales.