No podemos negar que el primer episodio de la nueva temporada de The Walking Dead nos dejó helados. Dos de los integrantes de la comunidad de Rick murieron y Negan dejó muy claro quién es el jefe ahora. Al final de la primera mitad, la historia volvió a repetirse y la tristeza y miedo del grupo se convierte en ira y determinación: hay que librarse de los Salvadores.

La nueva temporada encontró al grupo dividido, quebrado y forzado por el sanguinario Negan (Jeffrey Dean Morgan) y sus “salvadores” a quedar a expensas de su voluntad y brutalmente convencidos a vivir bajo sus reglas. Sin embargo, en el último episodio de la primera parte, Rick (Andrew Lincoln), Michonne (Danai Gurira), Carl (Chandler Riggs), Rosita (Christian Serratos) y Tara (Alanna Masterson) se reunieron para planear el ansiado contraataque con Maggie (Laureen Cohan), Sasha (Sonequa Martin-Green), Enid (Katelyn Nacon) y para su sorpresa, también con Daryl (Norman Reedus) y Jesus (Tom Payne).

En esta segunda entrega, que constará de ocho nuevos episodios, el grupo se prepara para la guerra, recolectando suministros y reclutando gente para vencer a Negan de una vez por todas. Sin embargo, descubrirán una vez más, que el mundo era mucho más grande que lo que habían visto hasta ese momento. Su propósito en común: derrotar a Negan, no será fácil y la victoria requerirá más que los sobrevivientes de Alexandria, será preciso contar con la gente de The Kingdom y de Hilltop, pero, al igual que Rick, Ezekiel (Khary Payton) y Gregory (Xander Berkeley) no quieren derramar sangre. Convencerlos de lo contrario, requerirá más que discursos de su parte.

La segunda mitad de la séptima temporada tendrá su estreno en América Latina la misma noche que en Estados Unidos, este domingo 12 de febrero a las 8:30 pm por la señal de Fox 1.