Los fans mórbidos lo conocen: Terry Gilliam siempre ha destacado por sus historias y elementos visuales únicos, que pueden ver en cintas como Brazil12 MonkeysLas Aventuras del Barón Munchausen. Y si han recorrido su cinematografía, saben que hay un hueco importante: The Man who Killed Don Quixote.

La película ha estado en desarrollo por más de dos décadas, al punto en el que su filmación comenzó y se detuvo en varias ocasiones. Es uno de los proyectos malditos más famosos y más esperados, pues siempre es bueno tener la visión torcida de Gilliam en la pantalla.

Por fin, después de todo este tiempo, tenemos el primer tráiler:

En versiones anteriores, Don Quijote (o el hombre que cree que es Don Quijote) fue interpretado por John Hurt y Robert Duvall, entre otros y en esta ocasión es Jonathan Pryce. El papel de Adam Driver (Star Wars: The Force Awakens) fue originalmente de Johnny Depp. Es increíble ver que finalmente, la cinta existe.

Sin embargo, no todo pueden ser buenas noticias y todos sabemos que las maldiciones son difíciles de eliminar. El plan era estrenar la película durante el Festival de Cannes, algo que en este momento es imposible, pues Paulo Branco, quien había firmado un contrato para financiar la filmación en 2016, está deteniendo el estreno. El asunto es que, a pesar del contrato, Branco jamás aportó el dinero que había prometido y mientras se resuelven los asuntos legales, no será posible que The Man who Killed Don Quixote llegue a Cannes y, si todo sale terriblemente mal, a ninguna pantalla del mundo.

The Man who Killed Don Quixote cuenta la historia de un demente hombre mayor que está convencido de que él es Don Quijote y que confunde a Toby, un ejecutivo de publicidad, con su fiel escudero, Sancho Panza. El par se embarca en un extraño viaje en el que viajan al pasado y al futuro, entre el siglo 21 y el mágico siglo 17. Gradualmente, como el infame caballero, Toby será consumido por el mundo imaginario y será incapaz de separar sus sueños de la realidad.