Ya les habíamos contado que Netflix planeaba una nueva versión de Perdidos en el Espacio, que en su versión original en los años 60 nos presentaba a los Robinson, una familia que sale al espacio para encontrar un planeta para colonizar. Su misión es saboteada por el doctor Zachary Smith, quien queda atrapado con los Robinson en la nave Júpiter 2, junto con el Mayor Don West y un robot, mientras quedan a la deriva en el universo. Cada semana, exploraban un nuevo planeta y por supuesto, eso creaba nuevos conflictos.

El teaser de la nueva serie está a continuación:

En la original, la familia Robinson viajaba al espacio en el improbable año de 1997. En la versión de Netflix:

Perdidos en el espacio (Lost In Space) es una nueva versión dramática y moderna de la clásica serie de ciencia ficción de los 1960s. Establecida 30 años en el futuro, la colonización en el espacio ya es una realidad y la familia Robinson está entre aquellos puestos a prueba y seleccionados para hacer una nueva vida en un mundo mejor. Pero cuando los nuevos colonos se ven abruptamente arrancados del camino hacia su nuevo hogar, deben forjar nuevas alianzas y trabajar juntos para sobrevivir en un peligroso entorno alienígena, a años luz de su destino original. Varados junto con los Robinsons hay dos forasteros que se ven envueltos por las circunstancias y por un don mutuo para el engaño. La inquietante y carismática Dr. Smith (Parker Posey) es una maestra manipuladora con un plan inescrutable. Y el pícaro, pero inadvertidamente encantador, Don West (Ignacio Serricchio) es un contratista altamente calificado que no tenía intención de unirse a la colonia, y mucho menos de aterrizar en un planeta perdido.

En esta versión, el doctor será doctora y parece que también es la causante del inicio de la trama. La serie se estrena el 13 de abril, aunque los tripulantes de la Estación Espacial Internacional ya pudieron ver el primer episodio hace 12 días, porque Netflix lo transmitió para el disfrute de los cosmonautas.

Lo que ya queremos ver es al robot. La serie ya tuvo una adaptación al cine, que no fue tan bien recibida a pesar de que tenía a William Hurt y Gary Oldman en los papeles principales.