Los fans de Hellraiser conocen muy bien este cubo. Es la Lament Configuration, un rompecabezas que cuando es resuelto, abre un mundo de placeres interminables... que son una puerta al dolor infinito.

Esta réplica, además de conservar los diseños de Philip Lemarchand, tiene la particularidad de que es un cubo de Rubik. Hay 43,252,003,274,489,856,000 posibles combinaciones para armarlo y, nadie sabe, tal vez una de ellas abra la puerta para los Cenobitas.

Lo puedes preordenar en Mezco, por $13 USD y retar a la suerte a partir de septiembre, cuando salga a la venta de manera oficial.