No hay duda que uno de los estrenos mórbidos más esperados para este año en los cines de todo el mundo es el de Suspiria, remake de la emblemática cinta homónima de Dario Argento que ha marcado a diversas generaciones. La historia reinventada por Luca Guadagnino llegará a la cartelera de varios países a partir del próximo 2 de noviembre, pero antes se proyectará en la gala inaugural de la edición de este año del festival especializado en cine de género de Sitges.

La edición número 51 del encuentra cinematográfico español comenzará con la proyección de Suspiria el 4 de octubre, contando con la presencia del director Luca Guadagnino y de la actriz Tilda Swinton, quien también asistirá para recibir el Gran Premio Honorífico. Quienes tengan la oportunidad de ver la película, deberán quedarse en sus asientos hasta que se terminen todos los créditos finales, pues se ha confirmado que, cual si se tratara de una cinta de superhéroes, contará con una escena postcréditos.

Susie Bannion (Dakota Johnson) es una joven bailarina americana que viaja a Berlín para asistir a la prestigiosa Markos Tanz Company, donde la directora Madame Blanc (Tilda Swinton) queda completamente fascinada por su talento. Una serie de misteriosas desapariciones de estudiantes lleva a Susie, su nueva amiga Sara (Mia Goth) y el anciano psicólogo Jozef Klemperer (Lutz Ebersdorf) a descubrir que el centro podría albergar terribles secretos capaces de acabar con sus vidas mientras investigan lo que sucede ahí.

¿Y si la afamada Markos Tanz Company no albergara sólo talento dentro de sus instalaciones?