Todos los amantes del cine mórbido estamos atentos a las novedades que van surgiendo alrededor del remake de Suspiria, la reinterpretación cinematográfica del clásico original creado por Dario Argento. La nueva versión de la historia que ya conocemos buscará profundizar más en los temas que trata y se ha mencionado que el resultado es sumamente perturbador, así que será interesante ver qué pasa, sobre todo ahora que el director en turno, Luca Guadagnino, ha mencionado que tiene planes para hacer algunas secuelas o incluso alguna precuela.

En el marco de la edición de este año del Festival Internacional de Cine de Venecia, donde se proyectará Suspiria, Guadagnino dijo que al principio su película iba a titularse Suspiria: Parte Uno, pero no se quería dar la impresión de algo que no fuera independiente. El cineasta también declaró que estaría interesado en explorar los orígenes de Madame Blanc y Helena Marcus, así como el futuro de Suzy Bannion en el mundo. Si la cinta funciona bien en taquilla y entre la crítica, es muy probable que sí se hagan secuelas y precuelas, pero tendremos que esperar para saberlo.

Susie Bannion (Dakota Johnson) es una joven bailarina americana que viaja a Berlín para ser parte de la prestigiosa Markos Tanz Company, lugar en el que la directora Madame Blanc (Tilda Swinton) queda completamente fascinada por su talento y en el que una serie de misteriosas desapariciones de estudiantes provoca que quienes están ahí se imaginan que ese sitio podría albergar terribles secretos que tal vez tengan algo que ver con brujería u otras prácticas similares.