Para los espectadores mórbidos, Suspiria es una de esas intocables obras maestras de las que no se necesita un remake. Sin embargo, es posible que en esta ocasión todo salga mejor de lo que se esperaba.

Más allá de hacer unos pocos cambios en el material original, parece que Luca Guadagnino decidió ir por todo y traer a la vida un monstruo lleno de sangre y tripas que nos destrozará el estómago. Durante CinemaCon, el director presentó un clip de la cinta en la que Susie Bannion (Dakota Johnson) está bailando ballet y, al parecer, sus movimientos están sincronizados con los de otra mujer que no está presente, como si Susie la controlara sin querer. Hasta ahí, todo va bien.

Lo que dejó estupefactos a los espectadores es que, de pronto, la mujer empieza a ser destrozada por los movimientos. Y esa es la palabra correcta, pues sus miembros y su cuerpo son destruidos por el baile, con bastante gore y destilación de otros fluidos corporales. Fue tal el shock, que muchos de los periodistas que presenciaron la secuencia escribieron en sus redes sociales que era lo más enfermo que habían visto en mucho tiempo.

Por si fuera poco, Jessica Harper, la Susie Bannion de la versión original, solo tiene elogios para la nueva versión, a la que ha llamado “la más brillante película de horror que he visto en mi vida”.

Con esas calificaciones, estamos mucho más tranquilos acerca de la interpretación de Luca Guadagnino, que es distribuida por Amazon Studios y se estrenará en salas de todo el mundo en el otoño de este año.