Wibbly wobbly, timey-wimey. Parece que Steven Moffat no pudo quedarse lejos de los romances y los viajes en el tiempo, pues realizará una adaptación en formato de serie de The Time Traveler’s Wife, la novela de Audrey Niffenegger.

Steven Moffat es popular por dos series: Sherlock, que fue la plataforma para que Benedict Cumberbatch y Martin Freeman se volvieran tremendamente populares y Doctor Who, la serie de ciencia ficción más longeva de la historia. En ésta última, fungió como showrunner por ocho años, de 2009 a 2017, aunque escribió episodios desde el regreso de la serie en 2005.

La producción estará a cargo de Hartswood Films, compañía de Moffat, Sue Vertue y Brian Minchin, en asociación con Warner Bros. Television. A diferencia de otros proyectos, The Time Traveler’s Wife no pasará por el proceso del “piloto”, sino que HBO ordenó su adaptación directa a serie.

En la novela, Clare y Henry están enamorados y, eventualmente, casados. El problema es que Henry tiene un desorden genético que lo hace viajar en el tiempo, sin control del momento en el que lo hará o de su destino. Por ello, la pareja se encuentra en puntos aleatorios de su propia línea temporal y Clare a veces está con versiones de distintas edades de Henry.

A los whovians les resultará muy familiar, pues esa descripción es prácticamente la base de la relación entre el Doctor y su esposa, River Song, que fue establecida en un episodio doble escrito por Moffat en la cuarta temporada de la serie. Por otro lado, Moffat es fan de la novela y, según sus propias declaraciones, escribió The Girl in the Fireplace, un episodio en el que el Doctor y Madame de Pompadour se enamoran, pero en el que él aparece en su vida en distintos puntos del tiempo.

No se ha anunciado un elenco o fecha de inicio de la producción. La novela ya fue adaptada en una ocasión, pero como película, en 2009, con Rachel McAdams y Eric Bana en los papeles principales.