Pregunta: ¿Es verdad que las radiaciones producen mutaciones?

Respuesta: Sí, aunque no del tipo de mutaciones que nos gustaría ver.

HULK

Posiblemente lo primero que nos venga a la mente sea Hulk, personaje de Jack Kirby y del grandioso Stan Lee. Creo que todos conocemos la historia del profesor Bruce Banner, quien es transformado por una explosión que involucra rayos gamma. Todo el incidente termina como una especie de Mr. Hyde, que inicialmente era gris y después, verde. Básicamente entre más se enoja, más fuerte se vuelve.

Los rayos gamma son un tipo de radiación electromagnética que emiten ciertos núcleos atómicos al pasar de un estado excitado a uno más tranquilo. Los rayos X se producen por un proceso de frenado de los electrones.

radiacion

Los efectos que la radiación produce en los organismos se han clasificado en cuatro grupos: los que producen cáncer, los que provocan mutaciones genéticas, los que causan efectos en los embriones durante el embarazo y las quemaduras por exposiciones excesivas.

Hablando solamente de mutaciones genéticas, diremos que la radiación puede romper los enlaces del ADN y, cuando la célula está en fase de replicación, factores externos pueden hacer que se produzcan alteraciones diversas, por ejemplo enfermedades como la diabetes o tumores como el cáncer.

MullerHermann Joseph Muller fue un médico que se dedicó a estudiar los efectos mutagénicos de los Rayos X. Fue pionero en el estudio de la genética, empleando como modelo de experimentación a la mosca de la fruta, ideal por que sólo tiene cuatro pares de genes y un ciclo de vida de 15 a 21 días. Con esto, poco a poco pudo identificar mutaciones asociadas a factores ambientales como cambios de temperatura, agentes químicos o radiación. Esta historia me recuerda más a la película The fly de Cronenberg, pero sigamos con Muller.

En 1926 inició sus experimentos con diferentes dosis de rayos X y los presentó en un documento titulado "El problema de la modificación genética" en el V Congreso Internacional de Genética en Berlín. Dos años después empezó sus especulaciones sobre los posibles peligros de la exposición a la radiación en los seres humanos. Llegó la Gran Depresión y la caída de la bolsa, lo que detuvo sus experimentos e investigaciones. Obligándolo a continuarlos en la Unión Soviética, donde fue confundido con un espía estadounidense e incluso perseguido por Stalin. Estos trabajos incluían modificaciones en moscas que mutaron en seres monstruosos, insectos de ojos gigantes o con bocas enormes (probóscides), que no vivían más de unos días.

Mosca

Los estudios de Muller sirvieron para otros investigadores como el físico Robert Oppenheimer en sus protocolos de manipulación de la radiación conocidos como Proyecto Manhattan. Sí, el mismo que conduciría al desarrollo de la bomba atómica.

Son bien conocidos los efectos que la bomba tuvo sobre los habitantes que sobrevivieron en Hiroshima y Nagasaki. Los Hibakusha, palabra que significa "persona bombardeada", tenían quemaduras por las radiaciones y muchos presentaron deformidades y cáncer.

Las radiaciones producen daños al embrión que pueden ocasionar malformaciones en el recién nacido, un efecto llamado teratogénesis, de lo que ya hablamos un poco en las dos últimas columnas. Se ha demostrado que la radiación produce disminución en el tamaño de la cabeza y alteraciones en la formación del esqueleto del ser irradiado in utero. Los estudios que se realizaron a sobrevivientes que se encontraban in utero durante las explosiones en Hiroshima y Nagasaki, han mostrado menor estatura, brazos que no se desarrollan por completo, un perso anormal y diámetros cefálicos inferiores. El cáncer es otra consecuencia de esas radiaciones. Se presentó en formas diversas, pero enfermedades como leucemia, cáncer de mama, tiroides y pulmón son las más comunes.

Radiaciones invisibles, investigadores en accidentes radioactivos, moscas genéticamente modificadas, guerras, historias de espías...sin duda, la vida real supera por mucho a la ficción.