Aviso: estos videos pueden contener lenguaje fuerte o muy fuerte que podría ser ofensivo para algunas personas. Imágenes y videos de interés médico, así como violencia ficticia y/o gore inquietante.

Por Dr. Beltrán

Hemos visto, en películas y series, cómo los protagonistas pierden miembros. Piernas y brazos salen volando de forma memorable con cualquier navajita, como si se tratara de un cuchillo sobre mantequilla. Por supuesto, esto no siempre es así.

antesEs en la época antigua en donde encontramos más referencias a esta "forma rápida" en que suceden las amputaciones, existen registros de éstas desde los egipcios. Al ser uno de los momentos en los que el paciente podría morir desangrado, es necesario un conocimiento completo de la anatomía, mismo que los egipcios llegaron a tener para así lograr cirugías exitosas. Se han encontrado incluso, restos de prótesis rudimentarias.

Es durante una guerra cuando podemos encontrar más casos de amputaciones, brazos completos a la altura del hombro o sólo manos. Si pensamos amputar una extremidad, la articulación (hombro, codo o muñeca) es el lugar más sencillo para hacerlo, pues sólo tienes que cortar cartílago y ligamentos, dejando a un lado el estorboso hueso.

Hay muchos ejemplos de amputaciones en el cine que, la verdad, son muy difíciles de ejecutar con la precisión y rapidez con que se presentan. A la mitad de la pantorrilla, por ejemplo, no sólo necesitaríamos un instrumento extremadamente filoso para cortar la piel y los músculos, sino que la fuerza del ejecutante debe ser tal como para romper el hueso.

El hueso ofrece una gran resistencia por las uniones de calcio y fibra de colágeno, fosfatos e hidroxiapatita, lo que hace que sea tan duro como una roca. Claro que las rocas pueden romperse...así como los huesos. Pero, incluso para "amputar" a la mitad de la tibia, se necesitaría romper todo el hueso y claro que hacerlo con una Katana es muy difícil. Desde el punto de vista quirúrgico, necesitamos varios instrumentos que nos permiten "cortar" el hueso. Los médicos más antiguos, en batalla tenían que armarse de hacha y martillo para romper huesas de soldado. Claro que morías antes por la infección de la herida, que por perder la extremidad.

kitUn poco más modernos, se emplearon serruchos para traspasar tejidos blandos y cortar el hueso. Hay muchos tipos de serruchos para esta actividad, hay incluso "kits médicos" para amputación que no sólo incluyen cuchillos, navajas e instrumentos afilados, también hay en ellos un buen serrucho quirúrgico resistente y duradero.

En el siguiente video, veremos un procedimiento en el que se utilizan seguetas:

[embedplusvideo height="365" width="450" standard="http://www.youtube.com/v/tSZQXiaT3M4?fs=1" vars="ytid=tSZQXiaT3M4&width=450&height=365&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=" id="ep9949" /]

hilo

En épocas mas recientes, el empleo de sierras de Gigli han ganado terreno. Se trata de dos ganchos de acero con una especie de “hilo metálico dentado” para cortar el hueso haciendo movimientos de la mano de un lado para otro.

Una cirugía un poco más larga, pero en el minuto 4:06 podemos ver cómo se usa el instrumento para cortar, incluso ver cómo se rompe la sierra por la dureza del hueso.

sierraInstrumentos cada vez más modernos incluyen sierras eléctricas que permiten cortar hueso con mucho menos esfuerzo, haciendo el trabajo más sencillo.

El proceso médico de la amputación debe contemplar el cuidado en la selección de sitio para cortar, siempre. Ya sea por necesidad, como en accidentes, o por el estado funcional del futuro muñón. Conocer la anatomía de la región a operar es sumamente importante, no sólo existe el riesgo de morir al desangrarse si no se ligan todas las arterias; además se debe dejar una porción suficiente de piel y músculo para que sirva como "cojinete" para el tramo de hueso que quedará. Es muy común que el hueso salga por tener una mala amputación y reconstrucción del muñón. Al final, se debe buscar que el paciente use una prótesis que le permita una extremidad funcional, así como hemos visto en las películas. Y no, una carabina/metralleta no es una buena prótesis.

De último minuto, con la noticia de su muerte, para todos los que nos gusta el rock y el metal nos sorprendimos con el anuncio de la muerte de Jeff Hanneman, guitarrista de una de las bandas más importantes del trash metal, Slayer. Yo no sabía que había sido picado por una araña y esto le había causado fascitis necrotizante.

Como lo mencioné la semana pasada, sobre el uso de gusanos y larvas en curaciones, la fascitis necrotizante es un tipo de gangrena que puede generar la pérdida de una extremidad o, por complicaciones infecto-contagiosas, hacer que otros órganos como el riñón o hígado, dejen de funcionar. Una amputación temprana puede significar la salvación para un enfermo o una devastadora solución para alguien como Hanneman. En la antigüedad era siempre mejor cortar el brazo a esperar que la infección causara una muerte lenta.

Moraleja: No hay nada más desolador que ver una persona con espíritu amputado, para eso no hay prótesis. Requiescat in pace Jeff Hanneman.