Después del devastador efecto que está teniendo Avengers: Infinity War, los estudios preparan y fortalecen sus universos expandidos para intentar tomar el segundo lugar en las preferencias del público. El caso de hoy es el de Paramount y la franquicia G.I. Joe.

La historia corta: Paramount prepara la película en solitario de Snake Eyes, el poderoso ninja integrante de G.I. Joe que es el enemigo jurado de Storm Shadow, su contraparte del lado de Cobra. En la película de G.I. Joe: The Rise of Cobra, establecen su origen como el de un niño caucásico que es rescatado por el Grand Master y educado en las artes marciales, algo que vemos en un corto flashback.

Lo más seguro es que Snake Eyes sea una historia de origen que expandirá el flashback y nos mostrará por qué el ninja toma un voto de silencio y la razón de su enemistad con Storm Shadow. Paramount está considerando a Evan Spiliotopoulos para escribir el guión. Spiliotopoulos tuvo esa misma responsabilidad en The Beauty and the Beast.

El punto de todo esto es expandir el universo Paramount. Lo que se esperaba era un crossover entre G.I. Joe, M.A.S.K. y Transformers y eso sigue siendo una posibilidad, pero ahora parece que tomarán la ruta Marvel y le darán películas individuales a varios de los personajes antes de reunir a dos o más franquicias en un maxievento. El plan ya está en marcha, con la película de Bumblebee que llega este año, en diciembre, M.A.S.K., cuya película ya fue aprobada y Snake Eyes, que seguramente llegará en diciembre de 2019.

La pregunta es ¿tienen suficiente atractivo estas franquicias como para mantener un universo expandido?