Un año después de que se anunciara que Simon Pegg y Nick Frost establecerían Stolen Picture, su propia casa productora, llega el primer proyecto de los protagonistas de la trilogía del Cornetto: Slaughterhouse Rulez.

La película sigue a un grupo de estudiantes en un colegio de prestigio y el terrible momento en el que encuentran monstruos en las profundidades del terreno de la escuela. Piensen en que es una suerte de crossover entre Harry Potter y Tremors.

La película es protagonizada por Asa Butterfield, Finn Cole, Hermione Corfield y Michael Sheen, con apariciones de Simon Pegg y Nick Frost. La película fue dirigida por Crispian Mills, quien encabeza la banda Kula Shaker y ya había colaborado con Pegg en la pelíicula A Fantastic Fear of Everything.

Slaughterhouse Rulez se estrena en Halloween en el Reino Unido y aunque no hay una fecha de estreno para nuestra región, esperamos que Sony Pictures la anuncie pronto.

 

Slaughterhouse Rulez está situada en un internado de élite, en donde chicos y chicas son educados para el poder y la grandeza, pero están a punto de encontrarse con la horma de su zapato. Don Wallace, el héroe de la historia, es un joven inocente que proviene de un entorno modesto, obligado a transitar por un extraño mundo lleno de reglas y rituales arcanos, presidido por sádicos estudiantes de nivel medio. Las cuestiones de estatus son puestas en vigor de manera agresiva y hablar con Clemsie, la diosa de la escuela, está estrictamente prohibido.

Sin embargo, este mundo ordenado y antiguo está a punto de sacudirse en sus cimientos (literalmente), cuando una controvertida excavación en el bosque de la escuela causa temblores y la apertura de un agujero que deja salir un horror inimaginable. Pronto, un nuevo orden será establecido cuando los alumnos, maestros y la enfermera en jefe de la escuela queden atrapados en una sangrienta batalla por la supervivencia