Como ya les hemos dicho, todas y cada una de las películas que amamos serán objeto del remake. Es tan inevitable como que tu canción favorita se use como sampler para un híbrido de reggaetón y hip hop, featuring Pitbull.

El de hoy puede ser particularmente doloroso para dos sectores del fandom, el de la fantasía, porque muchos entraron a ese mundo gracias a Laberinto y el de la música, pues nadie puede competir contra el Goblin King original, David Bowie. Así es, la película en la que Jennifer Connelly interpreta una adolescente que debe rescatar a su hermano menor de un laberinto, después de haber deseado que desapareciera, tendrá una nueva película, dirigida por Fede Álvarez (Don’t Breathe), después de que termine con The Girl in the Spider’s Web, la secuela de The Girl With the Dragon Tattoo que no fue escrita por Stieg Larsson.

Aquí es en donde se pone complicado. Según algunas fuentes, es un reboot. Otras dicen que es un remake. Cuando el guión estaba a cargo de Nicole Perlman (Guardians of the Galaxy), ella había hecho declaraciones acerca de que sería una secuela, ubicada en el mismo universo.

Sin embargo, ahora el mismo Álvarez y Jay Basu están a cargo de la historia y se está manejando como un “retelling”. Es decir, suena más a remake.

La original fue el último proyecto cinematográfico dirigido por Jim Henson y no tuvo un gran éxito en taquilla, pero con el tiempo se convirtió en una película de culto para los amantes de la fantasía.

VíaVariety