Es difícil matar un zombi, así que las aventuras suburbanas de Drew Barrymore y Tim Olyphant regresarán para una tercera vuelta, pues Netflix renovó la serie una vez más.

El programa sigue a Sheila y Joel Hammond, un matrimonio que tiene los problemas naturales de su relación, además de otro supernatural: Sheila se convirtió en un zombi. Ahora, además de tener que hacer las compras y atender a los vecinos, la familia tiene que lidiar con el creciente apetito de la madre, además de las intervenciones de quienes descubren el secreto.

La serie, cuya segunda temporada está disponible en Netflix, parece haber reportado buenos niveles de audiencia para el servicio de streaming. En los episodios actuales, Nathan Fillion apareció como una cabeza cercenada y seguramente habrá más invitados especiales para los nuevos capítulos.

De seguir con la tendencia, la comedia de Netflix llegará durante la primavera del próximo año. Drew Barrymore, Timothy Olyphant, Liv Hewson y Skyler Gisondo regresarán en 2019.