Verán, en el Universo Star Wars, Disney tiene un desastre similar al que tiene Warner con DC. El primer spinoff de la saga, Rogue One, pasó por filmaciones extra muy extensas, muchas de las escenas y diálogos por los que los fans se habían emocionado jamás estuvieron en el producto final y la película en si podría haber durado 40 minutos menos. De hecho, existe la edición de un fan que lo demuestra.

Los problemas siguieron con Han Solo, que estaba a punto de finalizar su filmación cuando Kathleen Kennedy decidió despedir a los directores de la cinta, Phil Lord y Chris Miller, aparentemente por “diferencias creativas”, lo cual suena bastante falso cuando estás a unos días de terminar de filmar. Para volver a darle la forma que Disney quiere para el proyecto, se contrató a Ron Howard, veterano de Hollywood, quien seguramente está repitiendo la mayor cantidad de tomas posible.

El tercer spinoff, que los fans esperaban se tratara de Boba Fett, se enfocará en Obi-Wan Kenobi, el primer maestro Jedi de Luke y quien en las precuelas fue el maestro de Anakin Skywalker. Según The Hollywood Reporter, Lucasfilm quiere que Stephen Daldry, director de Billy Elliot, sea quien esté al frente de la cinta.

Los problemas podrían haber surgido si Ewan McGregor continuara con la actitud de estar completamente desconectado de Star Wars, un poco como lo hizo el Obi-Wan original, sir Alec Guinness. De hecho, en múltiples ocasiones se ha burlado de la saga, como cuando le pidieron que hiciera una voz en off para The Force Awakens. Eso sí, de un día a otro, cambió de parecer y empezó a hablar acerca de que estaba completamente dispuesto a regresar.

Ahora, eso no quiere decir que veremos al actor en la película. No se sabe cuál parte de la vida de Obi-Wan Kenobi es la que se decida llevar a la pantalla ¿Será durante su niñez? ¿Aparecerá Qui-Gon Jinn? ¿O se desarrollará entre la caída de la República y A New Hope, en los años perdidos en el desierto, como un Jesucristo intergaláctico? Nadie lo sabe, pero una cosa es cierta, es probable que el drama con los spinoffs no haya terminado y, si la película de Han Solo tiene éxito, esperen ver muchas más de estas cintas fuera de la saga.