A lo largo de la historia, la cirugía siempre han sido la culminación máxima de los médicos. Ahí convergen el conocimiento científico y la habilidad técnica del cirujano. Ciencia y arte se unen en un solo elemento que nos permite brindarle curación al paciente. Y es, sin duda, la cirugía uno de los métodos que más se ha beneficiado con el empleo de nuevas tecnologías. El desarrollo de la cirugía laparoscópica reportada desde los años veinte y treinta, donde se emplearon lentes para hacer revisiones de los órganos internos sin la necesidad de abrir a los pacientes, es hasta la década de los setenta en la que se inventan técnicas específicas donde es inyectado gas en el abdomen para poder visualizar los órganos internos.

 

Pero el llegar a pensar en que los robots puedan ayudarnos a hacer cirugías es algo relativamente moderno. Sin duda los robots podrían dividirse en dos, en la etapa que vivimos ahora en la cual el cirujano es el que manipula al robot para que lleve a cabo algún tipo de movimiento, es decir que dependen de un cirujano para poder ejecutar una orden, eso es EL PRESENTE y una segunda etapa en la cual los robots basados en la Inteligencia Artificial pueden tomar decisiones que cuál es el mejor procedimiento analizando visualmente los órganos internos y detectando algo como anómalo y despues repararlo, eso es EL FUTURO. Es sin duda esta última parte la que podemos ver en películas como Prometeo - recuerden la escena donde para sacarse al alien de adentro del cuerpo la arqueóloga Elizabeth Shaw, programa un “Robot cirujano” para que le practique una cirugía- que lo demuestran.

Sobre la escena:

1) Shaw selecciona “Apendicetomia” por que no es posible seleccionar “Cesarea” en el “Tipo de Operación” pues el Robot Quirúrgico de la nave no esta programado para operar mujeres

2) La cirugía se desarrolla muy bien, primero se rocía un spray antiséptico y después se realiza una incisión con uso de rayo láser, PERO, la forma de la incisión debe ser en sentido longitudinal, es decir sobre la línea media, que es la forma “normal” en la que cualquier cirujano hubiera operado por ser más fácil y con menos sangrado, además prácticamente ejecuta toda la operación con un mínimo de anestesia.

3) Terrible error, en vez de usar pinzas laparoscopicas para “remover” al Alien nuestra máquina utiliza . . . unos “Forceps” (algo verdaderamente absurdo) que solo se emplean para sacar la cabeza de un recién nacido en un parto muy difícil.

4) El cierre de la piel y el músculo se hace TODO en bloque, con unas simples grapas metálicas (en la vida real sólo se emplean grapas para la piel, y no para el músculo)

 

La verdad yo prefiero esta versión que es más divertida:

 

En la actualidad la cirugía laparoscópica es de gran utilidad para resolver grandes padecimientos de la vesícula, del riñón, de la vejiga, de la próstata, de los intestinos  y prácticamente todos los órganos internos en las cuales anteriormente para ser operados era necesario utilizar Grandes incisiones en el abdomen que ahora son suplidas por 4 o 5 incisiones no mayores a 1 cm pudiendo ejecutar todas las Técnicas de cirugía abierta sin la necesidad de abrir al enfermo.

Pues bien es en la laparoscopia donde utilizamos la ayuda de los robots. Los primeros robots en un principio solamente eran brazos mecánicos que nos ayudaban a mantener la lente que nos permite tener visión dentro del enfermo y que mediante el empleo de comandos verbales nos dará las opciones de acercarnos manejarnos según las Necesidades de la cirugía. Pero actualmente contamos con la tecnología de la empresa llamada Intuitive Surgical Inc. Que ha desarrollado el famoso Robot da Vinci. Se decidió que este robot tuviera el nombre de da Vinci en honor a sus inventos mecánicos como aquel soldado que el genio de Leonardo diseñara para los Medicci.

Actualmente el Robot da Vinci consta de una serie de brazos articulados y de pinzas muy delgadas de laparoscopia que nos permiten operar al enfermo pero con la ventaja de que el cirujano es el que, al mover al robot puede tener una gran visión en tercera dimensión y de alta definición además de movimientos mucho más finos. El robot sigue dependiendo del cirujano para ser movido.

 

Mucha gente que no aprendió a hacer cirugía laparoscópica se resiste a creer que esto sea el futuro pero en realidad el robot es el presente de la cirugía. Actualmente asciende rápidamente en Estados Unidos el número de cirugía robóticas que se practican y también se dice que los médicos que no son muy hábiles en laparoscopia una vez que emplean el robot adquieren grandes habilidades puesto que el robot compensa los errores del cirujano. Incluso hay recomendaciones en las cuales se dice que si no has aprendido aún a hacer cirugía laparoscópica te esperes a que el robot esté disponible en tus centros de atención médica Pues no sólo será más fácil sino que además no tendrás que llevar una curva de aprendizaje larga para la realización de cada operación (Le llamamos curva de aprendizaje al número de cirugías necesarias para poder dominar la técnica en cuestión por ejemplo para poder operar una vesícula por vía  laparoscópica se necesitan en promedio unas 10 operaciones Para poder decir que se domina la técnica).

¿Qué puede hacer el Robot?

1. El Robot da Vinci dentro de muchos de los avances que posee, nos permite tener una visión en alta definición 3D, Control intuitivo del movimiento de las pinzas lo cual significa que si cirujano comete una pequeña equivocación el robot es capaz de anticiparlo y no cometer el error en el enfermo que se está siendo operando. VIDEO

2. El robot puede imitar tan bien los movimientos de la mano del cirujano que como vemos en este vídeo incluso es capaz de hacer un avión de papel.

3. Es capaz de pelar una uva.

4. ¿Y por que no? hasta de jugar el famoso juego de “operando”

Pero hay un inconveniente el Robot da Vinci tiene un costo muy elevado. El Robot da Vinci tiene un costo de más de 1 millón de dólares, además de que cada una de las pinzas tiene una vida media de unas 25 cirugías después de las cuales ese instrumento tiene que desecharse y comprarse uno nuevo que también cuestan varios miles de dólares. Mas o menos una cirugia de prostata con el Robot da Vinci en Estados unidos puede costar entre 25 y 35 mil dólares. Por eso es que en nuestro país solamente existen dos robots da Vinci. uno en Monterrey y uno en el D.F. pero aun no se les saca todo el provecho que se debiera. Rumores cuentan que a finales de este año o a principios del 2014 una compañía china se encargará de sacar al mercado una versión mucho más económica del Robot da Vinci.

Es sin duda en los procedimientos de urología donde más se ha empleado el robot da Vinci, y es que los altos costos de operación requieren de múltiples cirugías para poder mantener al robot y sólo para dejar un ejemplo mostraremos algunas de las imágenes de una cirugía de nefrectomía parcial ejecutada con Robot da Vinci.

Moraleja: necesitamos, técnicos, ingenieros y médicos con mucha imaginación porque el Futuro es AHORA.