Como muchos seguramente ya lo saben, Guillermo del Toro es uno de esos cineastas que siempre están ocupados con diversos proyectos y que siempre nos sorprende con cada una de las historias que surgen de su particular e ingeniosa mente. Ya sea en cine, televisión o incluso en la literatura, el realizador orgullosamente mexicano aprovecha cada oportunidad que tiene para regalarnos algún título con su ya característico estilo tanto visual como narrativo y en 2016 esto pasó una vez más cuando Netflix estrenó la primera temporada de su serie animada Trollhunters, inspirada en la novela homónima escrita por el propio Guillermo del Toro junto a Daniel Kraus.

En la primera temporada de Trollhunters conocimos la historia de Jim, un jovencito común que no la pasa muy bien en su escuela al ser constantemente ignorado por el resto de sus compañeros, pero que tiene un gran corazón y quien a sus 15 años es inesperadamente elegido por un amuleto mágico sumamente poderoso para convertirse en el nuevo Caza Trolls, siendo además el primer humano en recibir esa importante responsabilidad.

Después de aceptar su posición como el encargado de proteger a los trolls que viven debajo de la ciudad de Arcadia y a los habitantes de la misma de los trolls malvados que intentan acabar con la paz para poder conquistar el mundo, el improbable héroe se fue haciendo cada vez más bueno para cumplir con sus obligaciones y poco a poco fue probando que era digno de haber sido elegido como el Caza Trolls, incluso llegó a sobreponerse ante los retos más difíciles y el más complicado de ellos llegó al final de la primera temporada.

Empeñado en encontrar al hermano pequeño de la chica que le gusta, Jim se lanza en solitario en una peligrosa búsqueda por las Tierras Oscuras para poder lograr su cometido y justo es en este punto en el que inician los nuevos episodios de Trollhunters. Mientras el protagonista busca al infante secuestrado por los perversos goblins que están bajo las órdenes de Gunmar y arriesga su vida en ese reino de tinieblas sólo para cumplir una promesa que hizo, sus amigos deben cubrirlo en su vida cotidiana para que nadie note su ausencia y al mismo tiempo intentan encontrar la forma de traerlo de regreso antes de que sea demasiado tarde.

Los 13 capítulos recién estrenados de la serie animada traen de regreso el mundo mágico creado por Guillermo del Toro y presentan una nueva historia en la que tanto trolls como humanos están en riesgo debido a una dudosa decisión tomada por aquel que justamente tiene la misión de protegerlos. Jim podría quedarse para siempre en las Tierras Oscuras y éste es el principal conflicto de la segunda temporada, ya que los personajes deben decidir qué es más importante: ayudar al Caza Trolls o impedir que Gunmar escape del lugar en el que está para que desate el caos.

En su regreso, Trollhunters presenta nuevamente una historia que se siente fresca con situaciones emocionantes y divertidas que tienen cierto equilibrio, los personajes siguen estando bien estructurados y en esta ocasión somos testigos de cómo han evolucionado en beneficio de la serie para poder aportarle algo más, la animación mantiene los mismos estándares de calidad y ofrece algunas sorpresas que llamarán la atención de los que ya son fans declarados de la producción, mientras que habrá otros que se sentirán tentados a entrarle para entender por qué se trata de unos de los mejores shows con los que cuenta actualmente Netflix.

La segunda temporada cumple con las expectativas y deja claro que veremos cosas más interesantes en la tercera, se trata de una buena opción para pasar algunas horas de entretenimiento.

Título: Trollhunters

Temporada: 2

Voces versión original en inglés: Kelsey Grammer, Anton Yelchin, Lexi Medrano, Ron Perlman

Fecha de estreno en México: 15 de diciembre