Existen películas que, a pesar de no ser de género, pueden considerarse como tal debido a que sus historias incluyen diversos elementos fantásticos o propios del cine de terror e incluso del thriller; esto es justo lo que sucede con Tiempo compartido, un drama sobre las relaciones familiares y personales, así como acerca de aprender a superar las pérdidas y que también retrata de manera tan realista como inteligente cómo es no poder encajar del todo con los demás en un entorno aparentemente pacífico que en realidad puede ser sumamente estresante.

Después de haber triunfado con el premio a Mejor Guion durante la pasada edición del Festival de Cine de Sundance y de generar buenos comentarios entre los miembros de la crítica especializada que la han visto, Tiempo compartido por fin se ha estrenado en las salas de cine en México para que más cinéfilos puedan disfrutar de su inteligente historia que cuenta con un estilo narrativo que la distingue de otros dramas que por sus características podrían ser parecidos.

Pedro (Luis Gerardo Méndez) llega con su esposa e hijo a un lujoso destino paradisiaco para disfrutar de unas pacíficas vacaciones familiares, pero las cosas no le salen como las tenía planeadas debido a que, por la ineficiencia de quienes trabajan en ese lugar, él y los suyos se ven obligados a compartir su estadía con otra familia cuya estúpida forma de actuar puede estresar a cualquiera. Por su parte, Andres (Miguel Rodarte) es un hombre que no ha podido ser el mismo desde que sufrió una dolorosa pérdida años atrás y que pasa sus días trabajando, medicado y teniendo alucinaciones de ve en cuando, en ese destino de ensueño al que todos acuden para olvidarse por un momento de sus vidas cotidianas.

Mientras somos testigos de los destinos de los dos personajes mencionados durante el tiempo que se encuentran en el mismo lugar de esparcimiento, en medio de la temporada alta y rodeados por toda clase de personajes que nos recuerdan lo surrealistas que pueden llegar a ser las vacaciones, además de que se trata de una temporada que realmente puede causarle terror a alguien. Los protagonistas se convierten en víctimas de las circunstancias y al caer en la desesperación, ésta los lleva a desatar su ira de distintas maneras en lo que parece ser un último intento por encontrar su propia paz.

Vale la pena destacar las actuaciones tanto de Luis Gerardo Méndez, quien sale de su zona de confort con una excelente interpretación, como de Miguel Rodarte, cuya actuación resulta conmovedora en muchos sentidos. Además, entre los personajes que se pasean por el destino turístico podrán encontrar al líder mórbido supremo Pablo Guisa.

El mayor mérito de Tiempo compartido es tomar una situación común y con la que es fácil que muchos se identifiquen, como lo son las vacaciones familiares y pasar por una pérdida, para contar una historia honesta y bien estructurada que nació a partir de uno de los guiones mejor escritos de los últimos años en el cine mexicano. Se trata de una película que realmente vale la pena ver.

Título: Tiempo compartido

Director: Sebastián Hofmann

Elenco: Luis Gerardo Méndez, Miguel Rodarte, Cassandra Ciangherotti, Andrés Almeida, Pablo Guisa

Fecha de estreno en México: 31 de Agosto