Recuerden, esta reseña no contiene spoilers.

El año es 2014 y Warner anunciaba que una película con el Escuadrón Suicida no solo era una posibilidad, sino que además sería todo un evento cinematográfico que formaría parte del universo expandido que estaba planeando desde Man of Steel.

Flash forward a 2015. Los tráilers de Suicide Squad y Batman v Superman prometían un gran espectáculo. En el caso de la primera, fue así, aunque una parte del público y gran parte de la crítica no la aceptó por completo. La edición y la historia fueron muy accidentadas y la recaudación en taquilla, a pesar de ser bastante buena, no llegó a lo esperado, al punto en el que la producción tuvo que admitir, hasta cierto punto, que algunas decisiones no habían sido las mejores y que en adelante, la opinión de los fans se tomaría en cuenta.

Ese “en adelante”, evidentemente tiene que ver con las películas a partir de Justice League, cuyo teaser mostró que definitivamente se había cambiado el ritmo y el tono: ahora, en lugar de ser una historia sombría, hay suficiente humor para repartir. Las escenas fueron diseñadas para proyectar en la Comic-Con y algunas fueron filmadas justo frente a un gran número de representantes de los medios de comunicación, en un movimiento un tanto inusitado de parte del estudio.

Entonces, las miradas de los fans, llenos de esperanza, se tornan hacia Suicide Squad.

En Escuadrón Suicida, Amanda Waller, operativo del gobierno de Estados Unidos, ha estado presionando para crear a la Task Force X, un grupo de asalto compuesto por supervillanos, destinado a pelear las guerras que el país no puede y no quiere reconocer. Si fracasan, no importan sus muertes. Si triunfan, simplemente los encarcelan de nuevo. Si las cosas salen mal, los culpan a ellos.

 

Nadie está convencido de la participación de los criminales, pero el grupo es autorizado, porque la siguiente guerra seguramente será provocada por metahumanos y se necesita una respuesta. El escuadrón de villanos que parecen no tener redención:

Deadshot Un asesino cuya habilidad máxima es la de poder acertar en cualquier blanco, con cualquier tipo de arma. Tiene una hija, con la que quiere compartir el futuro.

 

Croc Un metahumano que involucionó hasta parecer una cruza entre hombre y lagarto. Tiene una fuerza descomunal y tendencias caníbales.

 

Captain Boomerang Humano, capaz de usar bumeranes como armas mortales. Ladrón experto.

 

Slipknot Humano, un hombre que "puede trepar cualquier superficie". En los cómics, es altamente talentoso para hacer nudos.

 

El Diablo Un metahumano pandillero con la habilidad de producir fuego.

 

Enchantress En su forma humana, la arqueóloga June Moone, quien es poseída por una bruja de otro universo. Parece ser capaz de manipular la propia realidad.

 

Harley Quinn Humana. Antes de enloquecer, la psiquiatra Harleen Quinzel. Actualmente, compañera criminal de Joker. Amanda Waller la considera más peligrosa que su otra mitad.

 

Rick Flag Un operativo militar a cargo del Escuadrón.

 

Katana Una guerrera que posee una espada encantada que absorbe las almas de los enemigos que mata. Cuida las espaldas de Flag.

Cuando un desastre ocurre en Midway City, el equipo es invocado para intentar resolverlo. Sin embargo, no poseen información acerca de lo que enfrentan. Encima de todo, tienen a Amanda Waller presionándolos y obligándolos a hacer su voluntad.

Esa es la premisa de la película. Y en el papel, suena muy bien. También el que David Ayer, director de End of Watch y Fury, además de guionista de Training Day y The Fast and the Furious, estuviera al frente. Pero no todo lo que está escrito se traduce de manera adecuada a la pantalla.

Lo positivo

 

Títulos

Hay mucho juego visual en las presentaciones de los personajes. Esta película no tiene la solemnidad de Batman v Superman, por lo menos en la manera de exhibir y contar la historia de cada uno de los integrantes del Escuadrón. El uso de los gráficos, llenos de color y adaptados para cada personalidad, es algo que le da mucha riqueza visual a la historia.

 

Nostalgia

No queremos arruinar la sorpresa, pero hay varios momentos en los que por lo menos dos de los personajes tienen escenas llenas de referencias hacia sus historias pasadas. La mayor parte de la historia sucede en Midway City, por un tiempo hogar de Hawkman y Hawkgirl.

SUICIDE SQUAD

Ropa y accesorios

Hay muchos detalles en las armas y vestuario del Escuadrón, más de los que se pueden apreciar de un vistazo. A pesar de que solo Deadshot, Croc y El Diablo se asemejan a sus contrapartes en otros medios, los nuevos uniformes ofrecen, por lo menos, una nueva opción.

 

Los rostros

El reparto es perfecto. De verdad. Todos son buenos actores y tienen un dominio casi total de sus personajes.  Tal vez con la excepción de Boomerang y uno más, que mencionaremos más adelante.

 

Mágico

Sin muchos aspavientos, DC introduce la idea de que la magia es real en este universo. No creó una explicación rebuscada, simplemente existe. Y funciona.

SUICIDE SQUAD

Lo no tan bueno

Ritmo

Las historias necesitan tener cierta cadencia para funcionar. En el caso de las películas veraniegas, hay una constante que debe permanecer: la diversión. El problema es que el primer tercio de la historia tiene justo ese ritmo, pero lo pierde rápidamente en el segundo y va y viene en el tercero. Nunca es uniforme y por momentos se siente atropellado. La música, que en los tráilers fue muy celebrada, aquí se siente forzada por momentos, como si estuvieras saltando entre canciones en una sesión de Spotify.

SUICIDE SQUAD

Edición

Muchos de los problemas con el ritmo vienen de la edición de la película. Es curioso que esta sea la segunda vez que una cinta de Warner/DC cojee justo del mismo pie. O por lo menos, queremos creer que es un problema de edición, porque muchas escenas se sienten censuradas, otras reducidas para obtener un tiempo menor y otras un tanto inexplicables. Auguramos otra edición Ultimate, como en el caso de BvS.

 

Historia

Nadie espera Ulysses cuando se trata de una película de verano, pero cuando tiene que ver con personajes que son amados por millones… se esperan por lo menos un par de momentos inteligentes en la trama. Sin embargo, el guión es bastante predecible. Lo peor de esto es que parece que Will Smith recibe mucho más foco que el resto del equipo.

 

Ronin

Hay un problema con el número de personajes. A pesar de que en un principio, cada uno tiene un momento para brillar, llega el punto en el que ninguno de ellos recibe un mayor desarrollo. Es más, casi todos ellos toman por lo menos una decisión que no encaja con la personalidad que se plantea en un inicio.

 

El murciélago y el payaso

Como ha pasado con cada uno de los actores que han encarnado a Joker, de Jack Nicholson en adelante, la decisión de tener a Jared Leto fue controversial. Sin embargo, Heath Ledger, quien ahora es el punto de referencia para el Príncipe Payaso del Crimen, recibió el mismo tratamiento, así que la esperanza no murió.

 

Y luego vimos el nuevo aspecto, que grita “quiero ser completamente diferente a los dos anteriores”. Y eso no es necesariamente bueno, particularmente con un personaje tan emblemático. Pero, de nuevo, se tiene algo de fe.

 

Pero entonces, apareció en Suicide Squad.

 

¿Cómo explicarlo? Su participación no es extraordinaria y tampoco es decepcionante. Tampoco es mediocre. Tal vez eso es lo más triste del asunto. Aparece por tan poco tiempo cada vez y haciendo casi exactamente lo mismo, que no se alcanza a apreciar el alcance de la interpretación de Leto ni hasta dónde llegará el villano. Es más, no sabemos bien cómo es su risa.

 

En cuanto a Batman, un par de escenas extra podrían haberlo cimentado como lo que representa para el crimen en Gotham: Satanás en persona. La relación entre esos personajes y Bats debe ser así, en su historia, el murciélago es el villano más grande, una presencia a la que le temen. Y sí, se nota que quisieron comenzar a plantearlo, pero es olvidado de pronto.

SUICIDE SQUAD

 

El veredicto

Warner/DC espera tener un fin de semana con una recaudación de $140 MDD. Es probable que lo logren, aunque no estamos seguros de que lo merezcan, dado que esta todavía fue una cinta planeada bajo la supervisión de Zack Snyder, con todos los problemas que ello implica.  Con el nombramiento de Geoff Johns como el nuevo jefe supremo de entretenimiento en DC, es muy probable que todo cambie, para bien o para mal. Seguramente muchos disfrutarán de Suicide Squad, pero quienes busquen una historia un poco más completa, la olvidarán en poco tiempo. En una escala tradicional, es un 7 de 10, contra el 5 de 10 de BvS.

Obviamente, esperaremos por Justice League, porque, como les hemos dicho antes, esto es como una mala relación: te han roto el corazón varias veces, pero eliges creer.

Escuadrón Suicida se estrena a nivel mundial el próximo viernes, 5 de agosto.