Era el año 1996 y con el estreno en cines de Misión Imposible (Mission: Impossible) veíamos por primera vez en la pantalla grande a Tom Cruise como Ethan Hunt, el protagonista de una de las franquicias cinematográficas de acción más populares de los últimos años, la cual además está basada en esa serie homónima de los años 60 sobre una organización secreta dedicada a resolver los casos más complicados para mantener la paz y a la que muchos identificamos, entre otras cosas, gracias a su conocido tema principal.

En esta ocasión Ethan Hunt y su equipo entran en acción nuevamente para buscar evitar la destrucción global, pero lo que parecer ser una misión de rutina se sale de control y después de tener que tomar una decisión difícil, el protagonista se convierte en el principal responsable de una pérdida importante tras la cual algo sumamente peligroso queda en las peores manos. Mientras intenta componer las cosas con una nueva misión, el famoso agente de la IMF se ve obligado a contar con nuevos aliados y se reencuentra con viejos conocidos al mismo tiempo que es testigo del regreso de uno de los peores criminales que se han cruzado en su camino.

Misión: Imposible – Repercusión convierte a los espectadores en compañeros de viaje de Ethan Hunt mientras éste vive una nueva aventura que lo lleva a diversas partes del mundo con el objetivo de evitar que el despiadado Solomon Lane, villano principal de la cinta anterior, cometa un atentado nuclear con la ayuda de una organización secreta muy peligrosa que es conocida con el nombre de Los Apóstoles.

Tal como lo indica su título, en esta sexta entrega de Misión Imposible la historia central gira alrededor de las repercusiones que llegan a raíz de varias de las decisiones que Ethan Hunt ha tomado a lo largo de la franquicia, sobre todo en sus partes más recientes, y que sigue tomando sin pensar mucho en las consecuencias que podrían tener algunas de sus acciones. Aunque siempre ha seguido un código y ha intentado hacer lo correcto, el personaje de Tom Cruise ha afectado a muchos con cada una de las cosas que ha hecho y le ha llegado el momento de rendir cuentas.

Si Misión: Imposible – Repercusión fuera la última entrega de la franquicia y tuviera un ligero cambio en su final, sería un gran cierre, pero es muy probable que veamos más películas con Ethan Hunt como protagonista, al menos mientras que a Tom Cruise le queden fuerzas para seguir haciendo secuencias de acción que resulten peligrosas y sumamente vistosas.

Se trata de una cinta que cumple con su objetivo principal, que es el de entretener, y que resulta ideal para los fans de la franquicia. Sólo queda acomodarse en la butaca, disfrutar del snack de su preferencia y prepararse para ver un delirante espectáculo visual lleno de peleas, persecuciones, tiroteos, explosiones y muchos gadgets dignos de los mejores espías.

Título: Misión: Imposible – Repercusión (Mission: Impossible – Fallout)

Director: Christopher McQuarrie

Elenco: Tom Cruise, Rebecca Ferguson, Henry Cavill, Simon Pegg

Fecha de estreno en México: 26 de julio