Muchos crecimos viendo Mazinger Z, popular serie animada japonesa en la que en cada capítulo éramos testigos de los intentos del malvado Dr. Hell y sus infames aliados por destruir al planeta Tierra con todos sus habitantes, al igual que de los actos heroicos de Koji Kabuto, piloto de un gran robot que era el guardián de la humanidad y que tenía el único objetivo de protegerla pasara lo que pasara; este anime puso de moda al género mecha, caracterizado por presentar batallas entre robots de enormes proporciones contra monstruos del mismo tamaño. Han pasado los años, pero ese show que marcó a diversas generaciones se mantiene vigente y una clara prueba de ello es el estreno en cines de su nueva película Mazinger Z Infinity.

Con Mazinger Z Infinity somos testigos del regreso de un Koji Kabuto que ha dejado de ser piloto y que ha aprovechado su estatus de héroe para ayudar de otras formas convirtiéndose en científico, han pasado diez años desde que nuestro protagonista logró vencer a todos los enemigos de la Tierra para asegurarse de que sus habitantes vivieran siempre en paz, lo cual lamentablemente cambia a partir del descubrimiento de un robot gigante sumamente poderoso que podría convertirse en el verdugo de la humanidad con el regreso del Dr. Hell. Ante la amenaza, Kabuto deberá analizar la situación para tomar una importante decisión que podría cambiar el curso del mundo de manera definitiva.

Lo primero que hay que mencionar sobre esta película animada es que se siente como si fuera un largo episodio de la serie original, esto debido a que respeta la esencia de la misma y cuenta con todos los elementos que la caracterizaban, incluyendo elaboradas y vistosas peleas entre robots, un leve y necesario toque de drama para sentir que el héroe no logrará salir victorioso, los obligados momentos de humor que funcionan para descansar un poco en medio de la constante acción y una banda sonora que complementa a la perfección lo que pasa en la pantalla. Además, vale la pena destacar que la animación ha sido renovada, por lo que luce mejor y sus personajes adquieren cierta personalidad más imponente.

Mazinger Z Infinity es una invitación abierta a la nostalgia para quienes disfrutaron del anime original, los fans del título animado de antaño rápidamente entrarán en el modo adecuado para adentrarse en la nueva aventura de Koji Kabuto. Desde la primera secuencia, en la que aparece un grupo de bestias mecánicas junto a los villanos clásicos Barón Ashler y Conde Brocken, somos testigos de algunos de los mejores momentos de la saga animada, pues la acción no para y en los primeros minutos queda claro que uno acaba de subirse a una montaña rusa de emociones que hará que muchos se sientan niños de nuevo.

Esta cinta cumple con las expectativas que ha generado desde que se confirmó su estreno y funciona muy bien como un producto de entretenimiento; sin embargo tiene un par de factores en su contra, ya que su historia en realidad no resulta innovadora al ofrecer más de lo mismo -aunque bien hecho y respetando lo que era la serie- y tarda en atrapar al espectador ocasional debido a que no hay ninguna introducción y se da por hecho que quienes ven el filme conocen a los personajes junto con sus historias previas, así que los que lleguen en blanco tal vez se tarden un poco en entender del todo lo que está sucediendo y quién es quién en la historia.

Al final, ver Mazinger Z Infinity resulta una experiencia satisfactoria y no se deben perder la oportunidad de ver esta película.

Título: Mazinger Z Infinity

Director: Junji Shimizu

Fecha de estreno en México: 5 de abril