Decía Goya que el sueño de la razón produce monstruos ¿Qué pasa cuando, además de abandonar la propia personalidad, hay monstruos verdaderos que acechan en la noche?

Sinopsis

En una isla perdida en medio del océano, dos hombres se defienden, noche tras noche, resguardados en un faro, del asedio de unas extrañas criaturas marinas. Sometidos a la extrema tensión, sin entender las razones del ataque tendrán que replantearse cómo enfrentarse a lo desconocido. Adaptación de la exitosa obra de Albert Sánchez Piñol.

Tráiler

Reseña

La nueva película de Xavier Gens regresa a la reflexión que se está volviendo el sello del cineasta: la definición de humanidad y los límites que alcanza y que, a veces, no se pueden sortear. Basada en la exitosa novela del barcelonés Albert Sánchez Piñol, La Piel Fría es un nuevo ensayo acerca de la dicotomía entre la fortaleza y fragilidad del espíritu que puede encontrarse en todos nosotros.

El protagonista, sin nombre (David Oakes), llega a una isla remota, desilusionado del mundo y la condición humana. Al llegar, conoce a Gruner (Ray Stevenson), quien aparentemente es el único otro habitante del lugar y está encargado del cuidado de un faro. Ambos no podían ser más diferentes uno del otro: mientras que Amigo (el nombre que le da el cuidador al protagonista) es sensible e intenta conservar los modales y manerismos del mundo como era en 1914, Gruner mira con desdén cada rasgo de caballerosidad.

Amigo descubre que no están solos en la isla cuando un ejército de criaturas ataca la cabaña en la que pasa sus días registrando las variaciones del clima de la zona. A regañadientes, Gruner se convierte en su huésped y juntos, repelen los ataques nocturnos de las criaturas.

Sin embargo, Amigo no es el primer inquilino de Gruner: la hembra de una de las criaturas, Aneris, hace las veces de mascota, acompañante y esclava sexual. Y a partir de su descubrimiento, Amigo comenzará a plantearse la razón de su propia existencia y el papel de cada uno de ellos en el mundo.

Esos cuestionamientos filosóficos son los que transforman una película que podría parecer simplemente como un relato de monstruos, a una historia que, como en la tradición del monstruo romántico, hace que revisemos nuestra propia existencia y las decisiones que tomamos cada día ¿Por qué el otro es un monstruo? ¿Por ser distinto? También hay un claro discurso antiimperialista, en la figura del colonizador que, en automático, siente que tiene el derecho de destruir a aquellos que invade y que le parecen menos evolucionados.

Las imágenes, la fotografía, ayudan enormemente a cumplir con el objetivo. El mundo gélido y desolado de la isla es bellamente fotografiado por Daniel Aranyó y nos contagia de la desesperanza de los protagonistas. Por otro lado, los efectos visuales tienen una calidad superior, algo que no es habitual en relatos íntimos como La Piel Fría. Es, sin duda, el aspecto de Aneris (Aura Garrido), el que destaca de entre todos.

La Piel Fría se estrena el 2 de agosto, gracias a Cinépolis Distribución.

 

Título La Piel Fría (Cold Skin)

Dirigida por Xavier Gens

Elenco David Oakes, Aura Garrido, Ray Stevenson, John Benfield, Iván González, Winslow Iwaki