El cine de terror, a lo largo de su historia, se ha valido de diversos relatos sobre supuestos casos reales de fenómenos paranormales y está lleno de títulos enfocados en diferentes casas embrujadas, lugares en los que han ocurrido situaciones perturbadoras y sin una explicación lógica, donde la única respuesta aparente tiene que ver con las apariciones de fantasmas o fuerzas demoniacas. Ahora, ha llegado el momento de ver en la pantalla grande una adaptación de uno de los casos más comentados sobre casas poseídas en Estados Unidos, nos referimos al de la célebre mansión Winchester, ubicada en San José, California, y que ha sido nombrada en repetidas ocasiones como una de las casas más embrujadas en la nación estadounidense.

Para los que no les suene conocido el nombre de William Wirt Winchester, deben saber que él es el inventor del rifle que lleva su apellido y que su viuda, Sarah Winchester, decidió invertir una fortuna en la construcción de una mansión que actualmente es uno de los destinos turísticos predilectos de aquellos a los que les gustan las historias de fantasmas. Lo curioso sobre esa enorme casa es que estuvo en construcción a lo largo de más de 30 años debido a que la esposa del fallecido magnate tenía la idea de que había una maldición alrededor de su familia debido a que las armas creadas en su nombre habían matado a un gran número de personas cuyas almas no podían descansar en paz.

La maldición de la casa Winchester (Winchester) traslada al cine la historia de Sarah Winchester y retrata su obsesión por construir una casa que fuera enorme y que nunca fuera terminada para que así los espíritus condenados por las armas creadas por su esposo no pudieran encontrar un lugar en el cual estar, así ella se libraría de la maldición de la que dice ser víctima. La misteriosa y perturbada mujer, siempre vestida de negro y con una elegante presencia, recibe la visita del Dr. Price, un psiquiatra con un turbio pasado que es contratado para determinar el estado mental de ella. Tras algunas pruebas, Price descubre el arriesgado plan de la Sra. Winchester de expiar las almas de todos aquellos asesinados a manos del rifle de su marido, algo que libera a los espíritus que están determinados a vengarse de la familia Winchester. Al mismo tiempo, el Doctor deberá enfrentar sus propios demonios y hacerle frente a lo que ha intentado dejar atrás.

Esta película, con fantasmas que buscan venganza y sobre fenómenos paranormales que se dan en una casa embrujada, se coloca junto a otras producciones del mismo tipo y que también están inspiradas en hechos reales. La maldición de la casa Winchester muestra lo que puede haber alrededor de un lugar maldito y cómo pueden llegar a reaccionar quienes se encuentran ahí. Vale la pena destacar el estilo visual gótico con el que se le ha dado vida a la mansión en la que todo sucede, pues a partir de esto se logra convertirla en un personaje más.

La cinta recuerda a producciones clásicas de terror sobre casas embrujadas y logra atraparnos al crear una atmósfera misteriosa que resulta adecuada para el tipo de relato del que se trata, además de que sobresale esa paleta de colores oscuros y fríos que le otorgan su propia personalidad a la historia. Por otra parte, la experimentada y talentosa Helen Mirren hace un trabajo decente como la viuda Winchester.

La maldición de la casa Winchester es recomendable para aquellos que tengan ganas de ver una entrega de terror que esté inspirada en hechos reales y que se desarrolle en una mansión habitada por espíritus.

Título: La maldición de la casa Winchester (Winchester)

Director: Michael Spierig, Peter Spierig

Elenco: Helen Mirren, Jason Clarke

Fecha de estreno en México: 9 de marzo