Una nueva película de Jumanji siempre fue una posibilidad, pero una posibilidad arriesgada. La historia de la primera cinta de alguna manera ponía fuera de circulación a sus estrellas y un nuevo elenco no necesariamente garantizaba atraer a la audiencia.

Después, la muerte de Robin Williams dio un aura de misticismo a los proyectos en los que estuvo involucrado y si existen fans que rechazan la idea de los remakes y reboots, éstos se vuelven aún más reacios a ello cuando la estrella o el director de las cintas originales fallece. Con todo, Sony quiso seguir con el proyecto, con actores de peso que le ayudaran a la cinta a despegar.

Sinopsis oficial

Cuatro chicos de bachillerato descubren una vieja consola de video con un juego del que nunca habían oído hablar: Jumanji; ellos son lanzados de inmediato a la jungla del juego y se convierten literalmente en los avatares que eligieron: el jugador Spencer se vuelve un musculoso aventurero (Dwayne Johnson); el futbolista Fridge pierde (en sus palabras) “sus magníficos dos pies” y se convierte en un experto en zoología (Kevin Hart); la popular Bethany se convierte en un profesor maduro (Jack Black) y la tímida Martha se transforma en una temible guerrera (Karen Gillan). Los muchachos descubren que no sólo deben jugar Jumanji – deben sobrevivir a él. Para derrotar al juego y regresar al mundo real vivirán la aventura más peligrosa de sus vidas: descubrir lo que dejó Alan Parrish hace 20 años y cambiar lo que piensan de sí mismos, o quedarán atrapados en el juego para siempre…

 

Tráiler

Reseña

Antes que nada, vamos a quitar algo del camino: esto no es un remake. No es un reboot. No es exactamente una secuela, Es una película ubicada en el mismo universo que la película original con Robin Williams. No es necesario encender las antorchas e ir por las horquillas, porque nadie está cambiando la franquicia ni negando la película original. Bueno, no mucho.

Ya deben saberlo, pero el juego de mesa que aparece en la original es una consola de videojuegos en esta ocasión. De hecho, es el mismo artefacto, simplemente se transforma. La metamorfosis provocó un “agh, claro que no” en la función de prensa de parte de una espectadora para quien el que un objeto mágico que puede llevarte a la selva por 26 años y soltar estampidas en una ciudad se transforme en un sistema de juegos, es pedirle demasiado a la imaginación, aparentemente.

Sí hay un cambio con respecto al final de la original, pero es necesario para que la historia avance. Es geográfico y en realidad no afecta la trama de la anterior. De cualquier manera, aunque esta película sigue sus propias reglas, tiene la estructura que esperas de Jumanji.

 

Todo comienza en el pasado, en 1996. De ahí, avanzamos a la era actual, cuando cuatro chicos encuentran el juego y, en lugar de liberar los peligros de Jumanji, llegan a la selva en la que Alan Parrish se había perdido. Como en la aventura original, cada uno de los participantes tendrá que aprender una lección importante, sin la cual, no pueden regresar a la realidad. Además, tendrán que salvar a un chico que también está atrapado.

Lo que En la Selva hace bien es entender las reglas: si ahora estamos hablando de un videojuego en lugar de un juego de mesa, entonces los personajes y los seres que habitan Jumanji deben comportarse como si estuvieran en el juego. Hay varios momentos en los que los jugadores reirán por las referencias a los clichés habituales, como las cut scenes o los NPC. Esto podría haber sido explotado aún más, al estilo Scott Pilgrim vs The World, pero para el gran público será suficiente.

Una sorpresa es que Kevin Hart no vive gritando, como en otros de sus papeles. De hecho, cada uno de los intérpretes adultos de verdad actúan como sus contrapartes, particularmente en el caso de Jack Black. Eso sí, hay un par de bromas de parte de una chica en el cuerpo de un hombre que probablemente no sean para el público más joven.

El resto del elenco está muy bien en sus papeles, aunque de pronto se sienta que falta un poco de desarrollo, como en el caso del villano interpretado por Bobby Cannavale, aunque si tomamos en cuenta la premisa de “estamos dentro de un videojuego”, se puede dejar pasar.

La cinta está llena de diversión, aventuras y risas. No es para nada una mala película, por el contrario, el entretenimiento está ahí, esperando por las familias que quieran ver cómo es Jumanji por dentro. Y, aunque es muy breve, hay un homenaje a la película original, particularmente para Robin Williams, que deja muy claro que no los realizadores y el elenco no quieren alterar ese legado. Nadie está aquí para “matar su infancia” ni echar a perder sus recuerdos.

 

Lo bueno

  • Es una película de aventuras sin mayores pretensiones. Entretenimiento puro para la familia con un poquito de moraleja
  • A diferencia de los dos blockbusters decembrinos en cartelera, no se siente parchada ni accidentada. Es una película completa.
  • Sigue las reglas de los videojuegos de antaño
  • Tiene la dosis correcta de comedia y de acción

 

Lo malo

  • ¿Quién escogió esa canción para el personaje de Karen Gillan?
  • Aunque todos muestran las habilidades de su avatar, el personaje de Jack Black parece no saber siquiera los términos correctos que usaría un cartógrafo
  • Un par de bromas no funcionan para nada, en momentos en los que incluso en la película hacen una pausa para que el público ría, lo que hace que su falla sea más evidente

 

Jumanji: El la Selva se estrena el 21 de diciembre

 

Título Jumanji: En la Selva (Jumanji: Welcome to the Jungle)

Dirigida por Jake Kasdan

Elenco Dwayne Johnson, Jack Black, Kevin Hart, Karen Gillan, Nick Jonas, Bobby Cannavale