La nueva película de Ghostbusters es una mentira de principio a fin. Es lo que pensaba al salir del cine. Nos mintieron a la cara desde el principio.

Primero, debería presentarme. Hola. Nací en los 70. Crecí en los 80, una década en la que aparecieron Back to the Future, Weird Science, Un Hombre Lobo Americano en Londres, Travesuras de un Hombre Lobo Adolescente, E.T., Gremlins y Blade Runner, entre muchas otras. Los tótems sagrados del adicto a la cultura pop.

Twinkie

Deben entender que muchas de esas películas moldearon la imaginación de los niños de mi generación. Y de la siguiente también. Vimos Stand by Me y Goonies, obviamente queríamos salir en una aventura y luego Cazafantasmas y queríamos tener una mochila de protones y salir en el Ecto 1. Es más: todavía queremos hacerlo.

Evidentemente, el anuncio de una secuela, luego de dos secuelas y después de la expansión de la franquicia, nos llamaron la atención. Al final no sucedió nada de ello y todo resultó en un reboot, protagonizado por tres actrices salidas de Saturday Night Live y una de Gilmore Girls (además de su propia carrera cinematográfica) y un actor famoso por el universo cinematográfico de Marvel.

El primer teaser tiene un error terrible al inicio, seguramente obra de alguien en el departamento de marketing: anuncia que 30 años antes, cuatro científicos salvaron Nueva York. Primer gran error. El resto tampoco está tan bien. El video se vuelve el número 1 en dislikes dentro de YouTube.

En Ghostbusters, Erin Gilbert, una física, se ve forzada a visitar a Abby Yates, antigua amiga y colega, cuando ésta vuelve a publicar un libro que escribieron juntas y en el que establecen que la vida más allá de la muerte es real y cuantificable. Yates está asociada con la ingeniera Jillian Holtzmann y el trío se topa, casi por accidente, con el primer caso real de la aparición de un fantasma. Una trabajadora del metro de Nueva York, con un conocimiento avanzado de la historia de la ciudad, se les une después de tener su propio encuentro sobrenatural. Finalmente, Kevin, un tipo que es tan atractivo como torpe, comienza a trabajar con ellas como su recepcionista, mientras un hombre está colocando extraños dispositivos por toda la ciudad, mismos que hacen crecer la actividad sobrenatural y son parte de un plan mayor.

Es ahí en donde nos damos cuenta de que Ghostbusters o, en realidad, la maquinaria de mercadeo de la película, nos mintió. Por momentos, gracias a los tráilers, parecía que veríamos una calca de la película de 1984, pero estelarizada por mujeres. Otras, parecía que no sería graciosa y otra, que sería puros chistes y nada de fantasmas. Todo ello completamente falso.

Además, nos mintió en otra cosa: nuestra niñez no fue destruída. Hace unos momentos revisé mis recuerdos y ahí siguen, intactos, tanto como pueden estar los de una persona que se acerca vertiginosamente a los 40 años. Luego revisé Netflix y Ghostbusters de 1984 tampoco desapareció. “Es un truco”, dije. Busqué en Amazon: la película original sigue a la venta.

Todo esto parece ser una conspiración, evidentemente. Además de que mis felices memorias no sufrieron ningún tipo de ataque psicosexual, la película resultó ser divertida. MUY divertida. Solo puedo deducir que algún tipo de inteligencia reptiliana está detrás de todo esto. Es la única explicación lógica que se puede formular. 

 

 

Lo bueno

 

  • Las actuaciones son muy buenas, pero eso no es sorprendente. Las protagonistas son profesionales de la comedia y los actores de soporte también son profesionales.
  • La historia es original, no una copia de la primera película.
  • Hay varios homenajes a la película original
  • El reparto de la película de 1984 hace apariciones especiales
  • Los efectos están muy bien logrados y no se ven demasiado cargados hacia el CG
  • Paul Feig dirige muy bien al elenco
  • Kate McKinnon casi se roba la película, pero en realidad está muy bien balanceada.

 

Lo malo

 

  • El villano principal es bastante olvidable
  • La adaptación al español está llena de bromas que no existen en el diálogo original y que no tienen qué ver con la historia en lo más mínimo.
  • Los “fans” de la película original que odiaron esta versión sin verla, siguen teniendo opiniones basadas en nada.
  • Muchos siguen fingiendo que su problema es “la historia”, que “solo quieren hacer dinero” y que “es un plagio”. Obviamente, su problema sigue siendo que la película es protagonizada por mujeres.
  • Gracias a los dos puntos anteriores, no le está yendo bien en taquilla, cuando de verdad lo merece. Y no se estrenará en China.

¿Hay escena después de los créditos?

 

y podría establecer la segunda parte… de existir. Ojalá que sí.

 

TL:DR Ghostbusters es muy buena y no necesitas seguir quejándote por la muerte de tu infancia