Cuando se estrenó X-Men orígenes: Wolverine (X-Men Origins: Wolverine) muchos pensábamos que estábamos a punto de ver una gran película de superhéroes, pero no fue así y nos llevamos una enorme decepción debido a que falla en varios aspectos, incluyendo la pésima introducción de uno de los personajes más irreverentes, violentos, dementes y mejor estructurados del universo de Marvel en los cómics, Deadpool. Después de aquel olvidable debut cinematográfico del antihéroe amante de las chimichangas, el actor encargado de interpretarlo, Ryan Reynolds, se dio a la tarea de hacerle justicia con una cinta que realmente reflejara lo que es y así comenzó un largo camino que logró dar frutos en 2016 con el estreno en cines de Deadpool.

Acompañada por una campaña publicitaria muy adecuada para un antihéroe caracterizado por asesinar a sus rivales con lujo de violencia sin sentir remordimiento y ser sumamente fastidioso, la primera entrega de Deadpool poco a poco fue llamando la atención de muchos sin importar que lo conocieran de los cómics o no, además de que se convirtió en todo un fenómeno cinematográfico debido a que era la primera producción en su tipo en llegar con una clasificación para adultos con la intención de que fuese justo lo que debía ser debido al personaje del cual se trataba.

Deadpool fue un auténtico éxito y esto le garantizó que rápidamente se confirmara una secuela, misma de la cual fueron llegando rumores que posteriormente le abrieron paso a las primeras imágenes, los primeros pósters, los primeros avances y primeros promos, para que llegaran más con el mismo peculiar estilo que caracterizó a toda esa campaña con la que se dio a conocer al personaje con su primera aventura individual en el cine. Con cada adelanto era obvio que la segunda entrega prometía bastante y entre altas expectativas generadas por todo lo que Ryan Reynolds y su equipo han revelado hasta ahora, por fin es momento de ver en la pantalla grande Deadpool 2.

En la nueva película nos encontramos una vez más con Wade Wilson, un mercenario con cierto toque de superhéroe al que le gusta masacrar delincuentes para hacer de este mundo un lugar mejor mientras intenta también llevar una relación relativamente normal con la bella Vanessa, quien lo ama con locura y lo acepta tal como es. Por azares del destino Deadpool conoce a un joven mutante que se encuentra en problemas y se dispone a ayudarle al darse cuenta de que es el objetivo de un sujeto bastante peligroso que viene desde el futuro con malas intenciones; por todo esto, el antihéroe, entre otras cosas, forma un equipo de sujetos con habilidades especiales que lo ayudarán con su nueva misión y que estarán a su lado en lo que está a punto de llegar.

Lo primero que podemos decir sobre Deadpool 2 es que consigue cumplir con todas las expectativas que ha generado hasta ahora, además de que respeta el mismo estilo que caracterizó a la cinta anterior. Encontrarán bromas irreverentes, comentarios políticamente incorrectos, burlas a otros superhéroes, situaciones incómodas, escenas violentas, sangre salpicando y cuerpos cayendo, tiroteos, elaboradas secuencias de acción, peleas muy bien montadas, toda clase de referencias a la cultura pop, una historia inteligente y bien justificada, algunos momentos románticos y diversos personajes que funcionan como perfectos acompañantes para el protagonista.

Una vez más Ryan Reynolds nos regala una gran actuación y también vale mucho la pena destacar lo hecho por Josh Brolin como rudo e intimidante Cable, Zazie Beetz como la afortunada Domino y Karan Soni como un Dopinder que pasa de ser un simple taxista a ser un tipo que también puede salir bien librado de una pelea. También se agradece que la historia cuente con un par de sorpresas interesantes que dejarán complacidos a los fans y les sugerimos que pongan atención para que no se pierdan los divertidos cameos que hay. En el apartado de la dirección, David Leitch (uno de los directores que mató al perro de John Wick) cumple con lo esperado y le aporta algo de su estilo al filme. Para terminar, por favor no se vayan de la sala hasta que acaben todos los créditos para que sean testigos de la que es la mejor escena post-créditos que se ha hecho hasta ahora en el cine de superhéroes.

Deadpool 2 es una película entretenida con las dosis necesarias de violencia, acción y comedia que cualquiera esperaría después de ver la entrega anterior, si son fans del personaje tienen que verla ya y si no lo son eso no importa porque igual la disfrutarán. Olvídense de los superhéroes tradicionales con la llegada de este amante de las chimichangas. Se trata de un buen blockbuster palomero e ideal para pasar un muy buen rato en el cine.

Título: Deadpool 2

Director: David Leitch

Elenco: Josh Brolin, Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Zazie Beetz, Julian Dennison

Fecha de estreno en México: 18 de mayo