Como en cada generación que valga la pena analizar en novelas y películas, la rebeldía y el hartazgo de los adolescentes en los 70 se reflejó perfectamente en el único medio posible: la música. Y, como en cada generación que valga la pena, los recuerdos de esa era son brillantes y entrañables. Agreguen extraterrestres y a la chica perfecta y el resultado es todavía mejor.

Sinopsis

Es Londres (bueno Croydon para ser exactos…), 1977 y nuestro héroe adolescente Henry- conocido como Enn- y sus dos mejores amigos John y Vic están en la búsqueda de una noche para recordar, mostrando poco interés en las celebraciones del Jubileo de Plata que se están llevando a cabo detrás de los setos de ligustro y las ventanas de cortinas de encaje de los tranquilos suburbios. Desesperados por ser tomados en cuenta por la matriarca punk de la localidad, Boadicea y su grupito de seguidores se enteran de una fiesta no muy lejana y deciden colarse. Al llegar, nada es lo que esperaban: la casa parece estar llena de estudiantes adolescentes: exóticos, extranjeros, increíblemente hermosos. El coqueto sabelotodo Vic los identifica como americanos- ¿qué más podrían ser? Pronto Enn se encuentra en aprietos y un poco enamorado de la hermosa y enigmática Zan (Elle Fanning), una forastera como él. Conforme Enn se convierte en su embajador hacia un nuevo mundo del punk, la fiesta y la música, se entera de que Zen tiene un nuevo mundo que también quiere compartir (muy literalmente) y en el transcurso de veinticuatro horas los dos se embarcarán en una aventura que es realmente fuera de este mundo.

 

Tráiler

Reseña

El relato en el que está basada Cómo Enamorar a una Chica Punk es uno corto. Muy corto. Tanto que podríamos decir que está ligeramente basada en ello. Claro, es un cuento encantador de Neil Gaiman, así que puede tener cierta elasticidad para su adaptación.

En esencia, la película tiene todos los elementos que podría amar un aficionado al punk, a los 70, al romance adolescente y la ciencia ficción.

Sin embargo…

La película es un tanto desigual. Es, digamos, como un cobertor demasiado corto: cubres una parte de tu cuerpo y otra se descubre y se congela. Sucede lo mismo con la película de John Cameron Mitchell: cuando decide ponerse punk, lo hace por unos minutos, pero la ciencia ficción sufre. Cuando decide ponerse nerd, el romance se olvida.

Ese extraño ritmo provoca algo extraño: que una cinta que se desarrolla en el auge del punk, con fans del punk… no tiene mucha música punk que digamos. Claro, el obtener los derechos de algunos éxitos debe ser costoso, particularmente para una producción que tuvo el inusitado costo de $3.8 MDD. Para que se den una idea, Avengers: Infinity War costó cien veces más. El presupuesto es todavía más sorprendente si tomamos en cuenta que Nicole Kidman tiene un papel de soporte.

Como película independiente no es la mejor. Pero tampoco es un fracaso. Digamos que el romance entre Enn y Zan logra mantener el interés, junto a los momentos de ciencia ficción. Si quieren ver una película un tanto nostálgica, independiente, pero con sabor mórbido, es una alternativa antes de que reinicie la avalancha de títulos grandilocuentes y multimillonarios del verano cinematográfico, que aparentemente ahora se extiende hasta los primeros días de octubre.

La película ya se encuentra en cartelera.

Cómo Enamorar a una Chica Punk (How to Talk to Girls at Parties)

Dirigida por John Cameron Mitchell

Elenco Elle Fanning,  Alex Sharp, Nicole Kidman, Ruth Wilson, Matt Lucas