Con la intención de seguir expandiendo su ya de por sí variado catálogo cinematográfico, Netflix continúa apostándole a hacer películas originales de diversos géneros y con la participación de conocidas estrellas de Hollywood, al igual que de directores con experiencia en la realización de grandes producciones; el más reciente ejemplo de esto llega con el estreno de Bright, cinta que la plataforma de streaming lleva promocionando durante algunos meses y que cuenta con la dirección de David Ayer, así como con un elenco encabezado por Will Smith, Joel Edgerton y Noomi Rapace.

Bright se desarrolla en Los Ángeles, en un presente alternativo que resulta bastante vistoso e interesante en el que encontramos una conflictuada sociedad que está dividida en tres grupos principales: los elfos, que son la clase más elevada, los ricos y poderosos, quienes toman las decisiones importantes y viven en la zona más lujosa de la ciudad; los humanos, la clase media que ocupa la mayoría de los trabajos y que discrimina a las criaturas propias de los cuentos de hadas; y los orcos, seres que son lo más bajo que existe y que tienen los peores trabajos, nadie quiere estar con ellos y son las principales víctimas de los policías, quienes aprovechan cualquier oportunidad que se les presenta para golpearlos sin darles tregua.

La historia tiene como protagonistas a un par de policías que forman una pareja bastante dispareja, uno es un humano que en realidad es más de lo que parece ser y el otro es un orco, el primero en su clase en convertirse en oficial y quien es constantemente atacado por su raza. En medio del caos cotidiano que representa vivir en esta versión de Los Ángeles, los dos personajes principales accidentalmente se ven involucrados en una situación delicada que implica a un grupo de elfos que buscan traer de regreso a una milenaria fuerza maligna y una varita mágica que se convierte en el blanco de individuos de los tres grupos en los que se divide la sociedad, cada uno tiene sus propios planes para el objeto, el cual es capaz de conceder todos los deseos de cualquiera que sea capaz de dominar su poder.

Lo primero que podemos decir sobre Bright es que se trata de una película policiaca muy al estilo de producciones como Dos policías rebeldes o Arma mortal, esas en las que encontramos a dos personajes con muchas diferencias entre ellos y que deben dejarlas a un lado para poder sobrevivir a un caso complicado, incluso tiene todos los clichés ya característicos de las producciones de su tipo, por lo cual son muchas las partes de la cinta en las que resulta fácil adivinar qué sucederá después y lamentablemente esto hace que el factor sorpresa se pierda en repetidas ocasiones.

Pero, lo que sí tiene el nuevo filme de Netflix es una historia original en la que se logra combinar muy bien géneros dispares como lo pueden ser la fantasía y la acción. Resulta sumamente atractivo ver cómo un título policiaco y lleno de sujetos badass se mezcla con diferentes elementos del cine fantástico, aquí lo que mejor se hace es acomodar como cierto sector de una sociedad a cada grupo dependiendo de sus propias características, es así que parece creíble que los elegantes y pulcros elfos sean la clase acomodada, que los humanos con todos sus defectos sean los que discriminen a quienes son distintos y que los orcos sean víctimas de su apariencia monstruosa para ser tratados de las peores formas, de hecho la forma en la que los policías -todos humanos- tratan a los feos orcos recuerda la manera en la que hemos visto, en otras cintas y en los noticieros, a algunos representantes de la ley maltratando a los latinos y afroamericanos en Estados Unidos sólo por una mera cuestión de racismo.

Bright cumple con su función de entretener y probablemente logrará complacer a varios fans de la acción gracias a sus secuencias bien montadas, sobre todo aquellas en las que hay tiroteos y algunas peleas cuerpo a cuerpo, pero no podrá ir más allá de ello dado que realmente no cuenta con elementos que la hagan sobresaliente. Se trata solamente de una cinta cumplidora para poder pasar un buen rato, ofrece algo de originalidad, pero al final termina siendo una película más sobre dos policías que deben cumplir con una misión importante y que deben impedir que algo peligroso caiga en las manos equivocadas.

Netflix se arriesgó con Bright, pero no lo suficiente, habrá que esperar para ver qué más puede pasar con su historia que ya se ha confirmado tendrá una secuela, mientras tanto pueden ver la primera entrega para que la juzguen ustedes mismos, es probable que a muchos sí les guste.

Título: Bright

 Director: David Ayer

 Elenco: Will Smith, Joel Edgerton, Noomi Rapace

 Fecha de estreno en México: 22 de diciembre

 Calificación: 6