Existen series que con los años se vuelven de culto por diversas razones y que, a pesar del paso del tiempo, se siguen manteniendo vigentes, un buen ejemplo de ello es Batman, show que fue transmitido originalmente entre 1966 y 1968, que marcó un muy exitoso paso del Hombre Murciélago por la televisión y convirtió en toda una estrella de la pantalla chica a su protagonista, Adam West, actor que, para muchos, interpretó a una de las mejores versiones que el héroe de Ciudad Gótica ha tenido hasta ahora en alguna adaptación.

La nostalgia por esa producción televisiva que acabó siendo una de las favoritas de millones alrededor del mundo, provocó que en 2016 se estrenara la cinta animada Batman: Return of the Caped Crusaders, la cual capturó a la perfección la esencia del show en el que se basa y nos entregó una nueva aventura de ese justiciero enmascarado al que recordamos por su propiedad al expresarse, su peculiar sentido del humor y su singular forma de hablar, entre otras cosas.

Tras el exitoso regreso en versión animada del Batman clásico de Adam West, éste vuelve con una nueva película en la que enfrenta a Dos Caras, villano que curiosamente nunca apareció en la serie de los años 60. El lanzamiento en formatos caseros de Batman vs Dos Caras (Batman vs. Two-Face) resulta sumamente especial  al representar la última vez en la que el icónico Adam West interpreta al héroe de DC, aunque sea sólo prestándole su voz.

En Batman vs Dos Caras, la acción comienza a partir de un accidente que ocasiona que el Fiscal de Distrito, Harvey Dent, adquiera una malvada personalidad que está dispuesta a hacer que la anarquía y el caos reinen en cada uno de los rincones de Ciudad Gótica. Dos Caras aparece de la nada y tiene un peligroso plan para convertir a todos los habitantes de la ciudad en seres iguales a él, seres que pondrían todo de cabeza y a los que sería muy difícil controlar. Para la buena suerte de los ciudadanos, ellos cuentan con Batman y su fiel compañero Robin para que los protejan, pero la misión de los justicieros enmascarados podría salir mal debido a los celos del más joven y su falta de seguridad.

El principal acierto de Batman vs Dos Caras es que respeta por completo el mismo tono ridículo y sin sentido que caracterizó a la serie de los 60, los diálogos son iguales a los que veíamos en televisión y se logra recrear el estilo que se tenía, ahora capturado en cada una de las escenas animadas. El humor también es el mismo e incluso se retoman cosas que comúnmente sucedían en la producción televisiva. Otro elemento a favor de la película es que cuenta con las voces de Julie Newmar como Gatúbela, Burt Ward como Robin y Adam West como Batman, quienes participaron en la serie interpretando a esos mismos personajes.

Batman vs Dos Caras tiene bastante comedia, escenas de acción, villanos y personajes conocidos tanto de la serie como de los cómics de Batman, una animación atinada que le da cierto toque clásico y hasta romance con un Hombre Murciélago que está perdidamente enamorado de Gatúbela a pesar de que sea una criminal e incluso confía en que ella se rehabilite para que estén juntos. También se trata de la última vez en la que Adam West se convirtió en el personaje de DC antes de morir.

Vale la pena ver esta cinta animada, que ya está disponible en formatos caseros, pero, aunque es entretenida, no resulta tan buena como Batman: Return of the Caped Crusaders, en realidad funciona más como un episodio nostálgico para recordar una serie consentida de muchos y también es un buen pretexto para escuchar una vez más a Adam West como el defensor de Ciudad Gótica.

Título: Batman vs Dos Caras (Batman vs. Two-Face)

Director: Rick Morales

Voces en inglés: Adam West, Burt Ward, William Shatner, Julie Newmar

Calificación: 7