Ya han pasado dos meses desde el estreno de Avengers: Infinity War y mientras muchos fans siguen planteando toda clase de teorías relacionadas al posible futuro del Universo Cinematográfico de Marvel, al igual que a la forma en la que cerrará su llamada Fase 3, ha llegado el momento de ver una nueva aventura individual de uno de los héroes que estuvieron ausentes durante el gran conflicto que se desató para evitar que Thanos se hiciera con las Gemas del Infinito, lo cual fue todo un fracaso para los justicieros y terminó con la mitad de los habitantes del universo desapareciendo.

¿Qué estuvo haciendo Scott Lang cuando Capitán América y compañía lo necesitaban? Bueno, tal como lo muestra Ant-Man and The Wasp desde sus primeras escenas, el héroe capaz de encogerse al tamaño de una hormiga ha pasado un largo tiempo cumpliendo con arresto domiciliario después de su participación en la batalla que tuvo lugar en Alemania en Capitán América: Civil War, evitó ir muchos años a la cárcel para seguir adelante con su vida y no perderse la oportunidad de estar cerca de su pequeña hija, pero esa decisión también lo alejó de Hank Pym y Hope, convirtiéndolos en fugitivos de la justicia por poseer tecnología considerada como peligrosa por el Gobierno.

Hank Pym y Hope han estado investigando cómo recuperar del Reino Cuántico a Janet Van Dyne (la Wasp original, esposa de él y madre de ella), Scott se reencuentra con ellos y los ayuda con su misión mientras que sus descubrimientos llaman la atención de un traficante de tecnología y de una villana con las habilidad de traspasar superficies sólidas como si se tratara de un fantasma, además de que está ligada a una persona del pasado del primer Ant-Man (Hank Pym).

Ant-Man and The Wasp es una secuela entretenida y bien lograda sin llegar a ser extraordinaria, aunque sí logra igualar lo logrado por la primera entrega de su protagonista. La cinta está llena de bromas y momentos divertidos que te hacen reír en repetidas ocasiones, pero no se olvida de la historia y tampoco de la acción; de hecho, podemos decir que se trata de una atinada combinación de personajes bien estructurados, una trama bien pensada que no deja cabos sueltos, secuencias de acción que logran llamar la atención, comedia, efectos visuales y diversas referencias a los cómics de Marvel.

Ahora ya sabemos qué estaba haciendo Scott Lang mientras que todos los superhéroes del Universo Marvel luchaban contra Thanos, Ant-Man and The Wasp es otra buena entrega del estudio que ha revolucionado el cine basado en personajes de cómics, vale la pena verla y, tal como siempre pasa con las producciones marvelitas, hay que quedarse hasta que terminen todos los créditos para ver las escenas post-créditos y podemos adelantar que verán una que definitivamente los dejará con ganas de saber qué más pasará.

Título: Ant-Man and The Wasp

Director: Peyton Reed

Elenco: Paul Rudd, Evangeline Lilly, Michael Douglas, Michael Peña, Hannah John-Kamen, Michelle Pfeiffer, Laurence Fishburne

Fecha de estreno en México: 5 de julio