Era el año 2013 y se estrenaba una pequeña cinta independiente de terror que rápidamente llamó la atención de propios y extraños por su original propuesta, The Purge tomó por sorpresa al mundo entero con su trama en la que se mostraba lo que pasaba durante una noche en la que absolutamente todos los crímenes eran legales por un lapso de 12 horas. Ubicada en un Estados Unidos con una brutal y sangrienta tradición anual en la que cualquiera podía salir a las calles a hacer válido su derecho de depurar sin tener que preocuparse por las consecuencias de sus acciones, la historia generó el impacto suficiente para que iniciara una franquicia cinematográfica que actualmente va por su cuarta entrega y que se expandirá a la televisión con una serie.

¿Cómo fue que inició esa noche de la depuración y quiénes estuvieron detrás de su creación? Ésta y otras preguntas que hay alrededor de la tradición estadounidense que ya conocemos se contestan por fin en 12 horas para sobrevivir: el inicio (The First Purge), precuela que nos transporta al día en el que se llevó a cabo la primera edición de ese evento anual que le permite a los ciudadanos descargar toda su furia sin ninguna clase de limitaciones.

En 12 horas para sobrevivir: el inicio somos testigos de la llegada al poder de un nuevo partido político conocido como Los Nuevos Padres de la Patria, cuyos integrantes se aprovechan de la crisis por la que pasa Estados Unidos para ofrecerles a los ciudadanos un escape a través de la noche de la depuración, un experimento social que se realiza por primera vez únicamente en Staten Island. Muchos salen de la isla para evitar ser asesinados, pero otros tantos, y miembros del sector más necesitado de la comunidad, se queden con la promesa de recibir compensación monetaria a cambio de no irse y si se animan a participar ejerciendo su derecho de depurar se les garantiza que recibirán más dinero.

¿Cómo logras resolver el problema de sobrepoblación en una sociedad enojada por no tener una vida mejor? Fácil, haces que se maten unos a otros y te aprovechas de su falta de recursos económicos invitándolos a crear el caos en las calles a cambio de dinero. El problema es que los resultados de participación no son los esperados para garantizar el éxito del experimento, por lo que los organizadores deben hacer uso de mercenarios disfrazados de ciudadanos comúnes para salirse con la suya, todo con la intención de hacer que el Presidente apruebe una depuración a nivel nacional.

Entre múltiples secuencias con tiroteos, explosiones y persecuciones, 12 horas para sobrevivir: El inicio parece más una película de acción que una de terror, de hecho el terror no está tan presente en esta ocasión y se siente que a la cinta le faltan más escenas violentas, sangrientas y brutales, que es algo que ha caracterizado a las entregas anteriores. Se respeta el tono de la franquicia, pero en esta ocasión los responsables de la historia se preocuparon más por profundizar en los efectos sociales de una noche de la depuración y en las consecuencias de ésta en la sociedad. Tiene sus buenos momentos, pero se cae en varias partes, además de que a los personajes les falta algo para lograr ser trascendentes y poder recordarlos de la misma forma en la que recordamos a personajes de las producciones pasadas.

En general, 12 horas para sobrevivir: El inicio es una película entretenida, pero pudo ser mucho mejor, en lo que sí funciona muy bien es en mostrar cómo se vivió aquella primera purga. Vale pena verla para saber cómo encaja en la franquicia, misma de la cual seguramente veremos más entregas en el futuro.

Título: 12 horas para sobrevivir: El inicio (The First Purge) 

Director: Gerard McMurray

Elenco: Y’Lan Noel, Lex Scott Davis, Joivan Wade, Luna Lauren Velez, Marisa Tomei

Fecha de estreno en México: 19 de julio