Los Santos de las Catacumbas son los restos de varios mártires de la era cristiana temprana que fueron descubiertos en Roma, en una serie de tumbas subterráneas en el siglo 16. Cuando la Iglesia los recuperó, fueron enviados a varios templos, en donde los situaron en poses dramáticas, después de ser vestidos con ropajes suntuosos y cubiertos con todo tipo de joyas y lujosas armaduras.

Gracias a Paul Koudounaris, fotógrafo y autor de Los Angeles, se pueden disfrutar estos extraños homenajes a los mártires en el libro Heavenly Bodies: Cult Treasures and Spectacular Saints from the Catacombs, que también funcionaron para dar la idea a los fieles de que las riquezas los esperaban en el más allá. Suponemos que más de uno aportó el diezmo correspondiente, para que en el futuro, fuese un cadáver exquisito y enjoyado.

El libro, con fotografías que en muchos casos fueron primicia, se puede comprar en diversas librerías físicas y en línea.