Desde hace ya siete años un grupo de personajes provenientes de lo más profundo de las sombras que hay alrededor del Mundo Mórbido comenzaron a llegar a varios lugares a través de la señal de Ibero 90.9 con un programa de radio distinto al resto que se hacían en aquella época y en el cual durante una hora se habla de temas ideales para los verdaderos fans y clavados del cine de terror, así como de todo lo que hay alrededor de ese género cinematográfico. Radio Mórbido celebra su séptimo aniversario, un logro que para nada es fácil de lograr en estos tiempos en los que muchos ya no escuchan la radio y en los que los programas nocturnos en vivo parecen estar extintos; se trata de un hecho importante que sin duda vale mucho la pena celebrar y qué mejor manera de hacerlo que recordando cómo comenzó el programa, qué ha pasado a lo largo de sus sietes años, cómo fue que llegaron ahí sus actuales conductores y cuáles han sido algunas de las anécdotas que han marcado a quienes semana a semana lo hacen posible.

Pablo Guisa, Ricardo Farías, Luis Roiz, Bren Möller y El Doctor Beltrán comparten experiencias sobre los siete años de Radio Mórbido para entender mejor lo que significa este programa y cómo es que se hace.

¡¡¡Felicidades Radio Mórbido por su séptimo aniversario!!! Es momento de que las criaturas de la oscuridad salgan para festejar como se debe.

Pablo Guisa

Tuve primero un acercamiento con la gente de Ibero 90.9 porque en ese momento yo trabajaba con la marca Kalimán para revivir al personaje y la estación tenía un interés de hacer cosas con esto, fui a platicar con ellos y ya que estábamos ahí les propuse que sería interesante hacer un programa de radio sobre el terror y los temas que manejábamos en Mórbido, y me dijeron que estaban abiertos a escuchar propuestas. Ricardo Farías es muy cercano a Gabriela Warkentin, que en ese momento estaba de directora de todo el departamento, Ricardo y yo comenzamos a trabajar en el concepto de lo que podía ser un programa de radio y luego agregamos a Roiz, de lo que se trataba era de juntarnos verdaderos fans del terror para hablar sobre varias cosas, era hacer esas charlas súper interesantes que tenemos pero en la radio. Dijeron que sí en Ibero y presentamos un piloto que era un programa de zombis, les gustó pero nos dijeron que no sentían que un programa de zombis pudiera durar mucho tiempo y les dijimos que cada programa iba a ser de otro tema, se hicieron unos cambios y grabamos un segundo piloto que a todos les gustó. Así arrancamos el programa Ricardo, Roiz y yo; tiempo después se incorporó Bren Moller, también hemos tenido otros colaboradores como Laura Rojas, Antonio Camarillo y han ido otros, tiempo después llegó un fan from hell del programa que siempre comentaba y era muy puntual, él nos pareció simpático y un día nos dijo que quería estar en la cabina para ver cómo trabajábamos, yo lo molesté diciéndole que sí pero que llevara pizzas para todos y lo cumplió, luego nos fue comprando con donas y dulces [risas] y así el Doctor Beltrán se convirtió en un colaborador muy responsable hasta ser otro conductor.

Cuando empezamos en Ibero 90.9 a esas horas ya no había nada en la radio y sólo dejaban música corriendo en la estación, uno de los puntos principales del programa era encontrar a quienes a esas horas no tenían una propuesta en vivo que escuchar en la radio. Ahora, siete años después ya hay programas antes y después que nosotros, por lo que Radio Mórbido logró consolidar y expandir la franja horaria de los programas en vivo del 90.9. No hay otra opción como nosotros en la radio e incluso nos han llegado a decir que somos algo así como La Mano Peluda hípster, pero cada conductor le imprime algo desde su bagaje y perspectiva personales; el Doctor Beltrán tiene todos los conocimientos médicos, Bren Moller de pronto habla mucho de tecnología, Roiz sabe de cómics, comunicación y diseño gráfico, Ricardo es muy clavado en la literatura y los libros, yo soy un clavado en el cine y también tengo una formación antropológica. El programa es muy rico en el sentido de cómo abordamos los temas, las temáticas son muy variadas y ayuda que todos tenemos una relación muy buena.

Otra de las cuestiones que le imprime al programa un sello muy particular y que ayuda a que la gente se entretenga es que se trata de un programa interactivo porque siempre estamos atendiendo las redes sociales.

Ricardo Farías

Con el programa todo empezó como con el nacimiento de cualquier cosa mórbida, comenzó con una charla hace ocho o siete años con Pablo Guisa sobre la idea de hacer un programa de radio que tomara la cultura alrededor del cine y la literatura de género, del terror, la ciencia ficción y la fantasía oscura. A mí me parecía que sería muy divertido tener un late night show en la radio para hablar de esos temas y no había un espacio en México en el que se hablara así del terror, con cierta desfachates y mucha soltura, estábamos buscando tener un buen programa que tocara temas que en ese momento no se tocaban en la radio en México. Yo tenía otras experiencias en la radio en cabina y había participado durante muchos años con la comunicación de la estación y también había rediseñado el logo de Ibero 90.9, entonces con esta experiencia y tras conocer a Pablo Guisa me parecía que podíamos unir fuerzas para encontrar la posibilidad de hacer el programa posible. En ese momento le dije a Pablo que nos hacía falta una tercera persona que fuera un clavado y un obsesionado con los temas de los que íbamos a hablar y le comenté que conocía a alguien así que estaba muy cabrón en esos temas y se llamaba Luis García Roiz, que era profesor en la Ibero, entonces platico con Roiz y en menos de cinco minutos él dijo que sí.

Propusimos el show, de entrada les pareció bien la idea y nos pidieron que hiciéramos un piloto, aunque la verdad no nos habían entendido bien porque escucharon ese programa que era de zombis y nos dijeron que cómo íbamos a hacerle para hacer un programa en el que cada semana hablaramos de zombis, básicamente no habían entendido que en cada programa íbamos a hablar de diferentes temas, un tema del universo mórbido por programa. Ya nos entendieron, nos dijeron que estaba bien y que hiciéramos otro piloto, volvimos a grabar, lo entregamos, pasó un tiempo relativo y pensamos que ya no se haría, pero un día me hablan para decirme que el programa ya estaba aprobado. Así arrancó este viaje de siete años, la primera emisión fue en mayo.

También hay mucha gente que nos ha ayudado como Laura Rojas, Rodrigo Casarín, Diana Sánchez, Daniel Escoto y muchos más.

Luis Roiz

Aunque el programa tiene siete años en realidad comenzamos desde un año antes y fue algo hecho por fans del cine de género que nos reunimos a platicar de películas, era algo que ya hacíamos entre amigos a los que les gusta lo mismo y que luego se convirtió en hacerlo de manera formal. A mí me invitó Ricardo Farías, yo lo conozco desde hace mucho tiempo, y a Pablo lo conocimos en un festival Mórbido, de ahí comenzamos a platicar sobre la posibilidad de hacer un programa de radio en la Ibero. Nos juntamos para hacer un piloto que fue sobre zombis y fue de dos horas, después de un año por una serie de trámites que debían hacerse en la universidad entramos al aire en un horario nocturno que básicamente no existía, la estación no tenía programas nocturnos.

El primer programa fue precisamente de zombis como el piloto, pero de una hora. Ha funcionado y ya tenemos más de 300 programas. El programa se trata de platicar de cosas que nos gustan, cada quien da su punto de vista. Yo a Ricardo ya lo escuchaba en 90.9.

Yo creo que los programas que hacemos cuando ya está el festival, Mórbido, son los más memorables porque conoces a los directores, están los actores y los creadores de esas películas. También recuerdo un programa en el que llegué tardísimo y me tocaba operar y la estación se quedó fuera del aire durante diez minutos.

Bren Möller

Yo conozco a Roiz porque me dio clases en la Ibero y en noviembre de 2012 un día me invitó al programa para hablar de tecnología, yo escuchaba el programa y no era nada fan del cine de terror aunque sí lo soy de la ciencia ficción y la fantasía, me invitaron y hablamos de varios temas, coincidió que ese programa lo escuchó Pablo y ya que en ese entonces sólo eran ellos tres -Pablo, Ricardo y Roiz- dijo que era curioso que hubiera una figura femenina en el programa, me empezaron a invitar más y después pasé a formar parte oficialmente con los locutores del programa.

Radio Mórbido es un programa que es una fuente inagotable de cultura popular y de género, aparte de compartirle a la audiencia este bagaje histórico de películas de terror también le damos lugar al cine independiente y creo que eso es algo importante que hacemos para que sea una plataforma para directores  y películas que de otra manera tal vez no se conocerían en el país, siendo México uno de los principales consumidores de cine de terror en el mundo. En lo personal lo que más me gusta es que en cada programa aprendes muchas cosas, para mí ha sido un viaje.

Doctor Beltrán

Yo empecé como fan del programa, me lo encontré en el radio y siempre me sentí identificado con los temas que se hablaban ahí. Al compartir muchos temas en común me inicié en redes sociales, yo abrí mi cuenta de Twitter gracias al programa por la interacción que había con sus fans por esa vía. Primero como fan me gané pases para una premiere de una película de Batman en el Auditorio Nacional y ahí fue que pude conocerlos en persona, pedí la oportunidad de estar en la cabina porque siempre he sido fan de la radio y para ver cómo hacían el programa, y poco a poco me fui colando.

Es una experiencia muy gratificante poder cumplir un sueño que era estar en un programa de radio, conocer a los muchachos [Pablo, Ricardo y Roiz] es maravilloso porque me da la oportunidad de sacar toda esa serie de inquietudes internas que tengo con las películas mórbidas. Durante mucho tiempo yo era el que me encargaba de hacer la escaleta, recuerdo también como anécdota que una vez cuando yo no estaba completamente competente para operar la cabina era Roiz quien era el encargado de eso y lo estábamos esperando para echar a andar el programa, pero él venía retrasado y cinco minutos el programa estuvo en blanco, le empecé a mover y se fue el Himno Nacional con el resto de la programación, son circunstancias que suceden en la radio en vivo.