Se acerca la séptima temporada de la serie favorita de todo ser humano (¿verdad que sí?) y lo mejor que podemos hacer en lo que esperamos a que lleguen esos gloriosos episodios de violencia, sexo, puñaladas por la espalda y momentos que simplemente no veíamos venir es… imaginar lo que sucederá.

Así que para hacer tus pláticas mañaneras en la oficina más interesantes y a ti, el centro de atención de las mismas, en estos días publicaré las teorías que tengo sobre la séptima temporada de GoT, y algunas parece que salieron de producto del abuso de varias sustancias químicas ilegales, pero comenzaré por rendirme: ya no veremos a Lady Stoneheart en la TV, lo siento, no será una realidad. No se preocupen no habrá spoilers y si los hay, estarán escondidos hasta que los seleccionen.

Esta semana quiero comenzar con una que nadie ve venir:

Game of Thrones es una serie de ciencia ficción

Sí, en serio, las pruebas están por todos lados y estamos cerca de verlo.
Muy bien, todo comienza por la temporada en la que todo parece haberse perdido: La Larga Noche

“Hace miles y miles de años hubo un invierno frío, duro y largo como jamás hombre alguno había conocido. Hubo una noche que duró una generación, los reyes tiritaban y morían en sus castillos igual que los porqueros en sus chozas. Las madres ahogaban a sus hijos con almohadas para no verlos morir de hambre, y lloraban, y las lágrimas se les helaban en las mejillas.”

Esos demonios... podrían ser otra cosa, los ojos los delatan
Games of Thrones, Sky Atlantic, Series 5 Episode 8 “Hardhome.”
Whitewalkers.

Otra cosa que trajo La Larga Noche fue a los enemigos que se nos olvida son los principales de la serie, esa raza de demonios armados con espadas de hielo cortantes capaces de levantar a los muertos, pero de eso hablaremos un poco más adelante.
Este largo invierno pudo haber sido fácilmente un invierno nuclear, el resultado de una guerra que decimó la población y nos envió, literalmente, de regreso a la era de Hierro, Samwell dice:

“Los Primeros Hombres dejaron únicamente runas, así que todo lo que creemos saber sobre la Era de los Héroes, La Era del Amanecer y la Larga Noche, son cuentos que nos cuentan los septónes miles de años después de que sucedieron”

No sería la primera vez que sucede algo así, los que estén familiarizados con la saga de Pern de Anne McCaffrey recordarán que: (AQUÍ VIENE EL SPOILER) esa sociedad feudal que veneraba dragones no era más que nuestros descendientes que se quedaron sin tecnología en un planeta agresivo y destructivo y que tuvieron que comenzar de nuevo al perder todo lo que llevaban con ellos en sus naves espaciales.

Y por supuesto también tenemos El Planeta de los Simios.

El Pplaneta de los Simios es futurista, no en otro planeta

El mismo George R.R. Martin ha dicho públicamente que le gusta la idea de poder “esconder elementos de ciencia ficción” en componentes mágicos de sus historias.

Un invierno nuclear también puede explicar enfermedades como la psoriagris, que sufre Jorah Mormont, pero lo que no les he dicho es quién creo que fue responsable por lanzar las bombas en primer lugar: todo comenzó con La Revolución de las Máquinas.

Ya conocemos la historia, los robots se levantan y nos intentan destruir, y como no somos más que delicada y aplastable carne, decidieron soltar bombas nucleares… y ahora esos robots son los Caminantes Blancos, no lo nieguen, los ojos los delatan.

Permítanme contar un poco más. ¿Han jugado Mass Effect? Es un juego de ciencia ficción que se desarrolla unos cuantos siglos en el futuro y entre muchas, muchas cosas, habla de una raza de robots con vida que tiene la capacidad de volver a la vida a los muertos… convirtiéndolos en una especie de zombies sintéticos-orgánicos, desechando sus órganos y ocupando el espacio con material cibernético, algo muy fácil de lograr con un nanovirus.

Ahora, no se alejen, sigan leyendo. Tener zombies controlados por un nanovirus da muchas posibilidades, como cadáveres que pueden correr a pesar de encontrarse a temperaturas muy por debajo de los 0 Celsius (cualquier cadáver se congelaría al no tener sangre corriendo por sus venas a esta temperatura).

Husk de Mass Effect
Otra ventaja es que este mismo nanovirus puede estar conectado en una red neural y tener a un solo “ingeniero” controlando a todos los infectados como a un enjambre de mentes atacando a varios blancos ¿recuerdan Hardhome? no lo nieguen. cuando resucitaban y abrían los ojos, parecían robots que estaban en proceso de reiniciar.