El piloto de Watchmen ya se está filmando en Macon, Georgia y las primeras imágenes de las locaciones nos dan un poco de información y crean nuevas preguntas acerca de la serie de televisión de Damon Lindelof para HBO.

Como ya lo reveló el showrunner, el programa no será una nueva adaptación de la historia que ya conocemos. Tampoco una secuela directa de los sucesos de esa historia, aunque “directa” pueda malinterpretarse. Lo que quieren decir es que en la serie, no se explora lo que pasó justo después de que Ozymandias le hace creer a la humanidad que una invasión extraterrestre es inminente, sino que pasarán algunos años y, por el aspecto de las calles y los vehículos, veremos una versión alterna de la era actual.

Este trío de imágenes muestran señalización que tiene que ver con la caída de restos de calamar gigante. En el cómic, Nueva York es devastado a partir de que un cefalópodo aparece en la ciudad y explota, lo que hace que la inevitable Tercera Guerra Mundial se detenga. Pero si esto sucedió hace mucho tiempo ¿por qué todavía hay refugios?La

El taxi no se ve como si hubiese sido fabricado en los 90 o a principios de la década de 2000, sino como un auto de años recientes. Noten el patriotismo extremo: los colores son los de la bandera, que ha sido rediseñada.

En los encabezados de estos diarios hay datos importantes: primero, parece que Maui se privatizó y se vendió al mejor postor. El KKK existe y está activo en esta realidad. Hay tormentas de calamar y Adrian Veidt, mejor conocido como Ozymandias, acaba de morir. Esas dos últimas notas son muy importantes, pues podría querer decir que hasta antes de su muerte, Ozymandias seguía haciendo parecer que la invasión extraterrestre era posible y que a partir de su deceso, es probable que nadie continúe su trabajo.

Finalmente, todo esto quiere decir que el diario de Rorschach, en donde se revelaba todo lo que había pasado en realidad, nunca fue tomado en serio. O que veremos otra encarnación del personaje, una que leyó la bitácora.