La historia de La región salvaje se le ocurrió a su director, Amat Escalante, después de ver un par de noticias en la prensa amarillista, una era sobre un empleado de un hospital al que encontraron muerto en un río como consecuencia de la homofobia, la otra noticia era acerca de una joven que fue agredida por alguien con quien se negó a tener relaciones sexuales y que al final fue acusada de inmoral por un juez. Los dos casos mencionados fueron detonantes para que el realizador comenzara a darle forma a su cuarto largometraje.

Ayudándose de elementos propios del cine de terror y con claras referencias a la filmografía de David Cronenberg, Amat Escalante presenta una historia original en la que nuevamente está presente su ya característico estilo crudo y realista al momento de dirigir. En una zona de Guanajuato encontramos a una joven que tiene una vida monótona y que parece sentirse atrapada en un hogar en el que sólo está para cuidar a sus hijos pequeños y atender a su esposo, quien presume una actitud machista para ocultar sus verdaderos deseos mientras tiene una relación con su cuñado, a ellos tres se une una chica que tiene un secreto que cambiará la vida de todos los involucrados y cuyos orígenes no están en este mundo.

Recientemente platicamos con Amat Escalante sobre La región salvaje, su acercamiento al cine de género y otros temas relacionados a la película con la que triunfó en el Festival de Cine de Venecia y que actualmente se exhibe en cines mexicanos.

¿Por qué usar el cine de género como herramienta para contar esta historia sobre el machismo, la homofobia y la violencia que se viven en ciertas zonas de México?

Siempre me he inspirado mucho por el cine de género y siempre he dicho que en mis películas anteriores he querido filmar la realidad como si fuera una película de terror y en La región salvaje di un paso más hacia ese mundo de terror tratando de tener una coherencia. Siento que el cine de género no es exitoso sólo por tener buenos efectos especiales o por mostrar escenas sangrientas, sino por crear una conexión emocional con el público.

Para mí era muy importante, antes de querer hacer una película de terror o fantasía, que la idea pidiera que fuera así y primero había una idea que no tenía una criatura, pero después la película pidió que estuviera la criatura y por eso me sentí seguro, tenía mucho sentido que el conflicto interno que viven los personajes se representara con una criatura y en este género.

El cine de terror nos ha enseñado que los monstruos a veces no son los malos y que hay personas que pueden causar más miedo con sus acciones, ¿cómo muestras esto en La región salvaje?

Justo cuando yo me ponía a pensar sobre quién era el malo en la película, me parecía que alguien muy malo era la mamá de Ángel porque ha manipulado a su hijo para que sea de una forma que no es en la que él quiere actuar. La criatura que aparece está ahí para dar placer y no es lo que da miedo.

¿Cómo te sientes del apoyo que la película ha tenido de parte de otro director mexicano que ha hecho muchas cosas con el cine de género como lo es Guillermo del Toro?

Estoy muy agradecido con él, me entusiasma mucho que él viera la película y que la ha apoyado en momentos difíciles. Lo considero un genio y me da mucho gusto ver el éxito que ha tenido con La forma del agua.

En la pasada edición del Mórbido Fest se presentó La región salvaje y generó reacciones bastante positivas entre algunos de los directores invitados al festival, ¿por qué crees que la película ha sido tan bien recibida por expertos en el cine de género y tomando en cuenta estas reacciones te animarías a hacer otra cinta de género?  

Me da gusto tener estas reacciones de colegas que hacen cine. Siempre me ha gustado mucho la atmósfera que genera el cine de género y también me ha inspirado mucho. Siento que por ahora he gastado ya mi inspiración por las criaturas y los efectos propios del cine de género, me gustó mucho hacerlo. Me gustó vivir la experiencia de poder ser parte de festivales especializados en cine de género como Mórbido y ha sido algo muy gratificante. Yo creo que mi próxima película no será de género pero seguramente tendrá algunas partes que serán bastante gore, me gusta mucho meter el gore con situaciones de la vida real aunque la vida real de por sí ya tiene mucho gore. Es posible que más adelante sí haga algo más que sea de cine de género.

Tus películas se caracterizan por ser violentas y por tener escenas explícitas, ¿esto lo haces a propósito para causar impacto en la audiencia o son cosas que llegan de manera natural como parte de las historias que cuentas?

En términos cinematográficos me gusta explorar algo de cierta forma en la que no lo he visto, he encontrado que en el cine casi siempre se corta una escena cuando se acerca una parte violenta y mi propuesta personal es ver qué pasa cuando no cortas esas escenas, cuando sí ves cómo pasa un asesinato, eso puede ser más terrorífico porque te aproxima a lo que sería si estuvieras cuando eso pasara, me interesaba esa sensación y esa angustia me atrajo para mostrar ciertas cosas en la forma en la que lo he hecho. Me interesa mostrar la violencia y angustiar un poco al público, me gusta generar emociones.

También pueden ver esta entrevista en video como parte de la programación diaria de Mórbido Tv por el canal 470 de Total Play.