Sí, probablemente tú estés en la generación que ubica más a Johnny Depp como Willy Wonka, pero antes de que Tim Burton adaptara la novela de Roald Dahl, el creador de los dulces más deliciosos del mundo tenía la cara de Gene Wilder, quien murió hoy a los 83 años.

Wilder fue uno de esos actores con un rostro único que siempre reconocías. Aunque su trayectoria siempre estuvo ligada a la comedia, hay que notar que tiene, por lo menos, dos películas que son muy queridas para nosotros:

The Young Frankenstein 

Willy Wonka and the Chocolate Factory 

La primera es, obviamente, una parodia de la historia de Mary Shelley y de las películas de monstruos de Universal, incluyendo Bride of Frankenstein. La segunda tal vez no les parezca atemorizante... hasta que llegamos a la secuencia del viaje en la embarcación con los Oompa Loompas. Es lo suficientemente extraña como para que Marilyn Manson le haya hecho homenaje en el video de Dope Hat.

 

Vía Variety