Por Dr. Beltrán

Existe un extraña condición médica que se le conoce como embarazo ectópico. ¿Qué quiere decir esto? Es cuando el óvulo y el espermatozoide se unen para formar el embrión, pero en lugar de hacerlo dentro del útero, lo hacen fuera de la cavidad uterina, puede ser en la trompa de falopio o directamente en el ovario, incluso en la cavidad pélvica con el abdomen. Invariablemente, un feto implantado en forma anómala está condenado a muerte dentro del primer trimestre del embarazo.

Anteriormente, las mujeres con embarazo ectópico también tenían riesgo de perder la vida, ahora, gracias a algunas pruebas de sangre y de ultrasonido específicos, podemos hacer un diagnóstico temprano del padecimiento.


Existe una complicación muy extraña, conocida como Lithopedion, que por su etimología griega significa, literalmente, niño de piedra. Se trata de una complicación de los embarazos ectópicos, específicamente de los tipo abdominal. Los fetos llegan a sobrevivir entre 12 y 14 semanas, lo que significa que son grandes y que su absorción o expulsión resulta muy difícil. Entonces, el sistema inmunológico de la madre lo detecta como un cuerpo extraño y hace que se calcifique.

La primera descripción de un litopedion se la debemos al médico árabe Abul al-Qasim, pionero de la cirugía moderna que en sus textos combina enseñanzas griegas con la modernidad de oriente. Recopiló sus enseñanzas en un libro denominado Al-Tasrif, el cual consta de 30 volúmenes conde compiló todo el conocimiento médico y farmacéutico de la época, recuerde que hablamos del siglo X.

Como dato curiosos, diremos que el litopedion más antiguo conocido data del año 3100 a.C. Durante una excavación en el estado de Texas se descubrieron los restos de lo que parecía una mujer con una especie de bebé momificado, después fue confirmado como un litopedion.

Friedrich Küchenmeister un médico alemán se dedicó, en 1880, a revisar los casos de litopedions y encontró 47 casos en la literatura médica, logrando identificar tres subgrupos:

  1. Lithokelyphos ("Hoja de piedra"), donde se produce la calcificación en la membrana placentaria y no el feto  (26%)
  2. Lithotecnon o "verdadero litopedion", donde es el propio feto el que se calcifica después de entrar en la cavidad abdominal a raíz de la ruptura de la placenta y las membranas de ovario. (43%)
  3. Lithokelyphopedion ("Membrana y fot calcificado"), donde se calcifican tanto el feto, como las membranas placentarias (31%).

ndp

Existe también una extraña conexión llamada fetus papyraceus, en la cual ocurre la muerta intrauterina del feto, teniendo por consecuencia la retención del mismo por varios meses. Se estima en una frecuencia de 1 a 12,000 embarazos.

Hay muchos casos descritos en la literatura, pero el que me pareció más sorprendente fue uno en Singapur en el año 2007. Se trata de un par de fetos en un mujer de 40 años de edad, admitida en el hospital con dolor abdominal y datos de obstrucción intestinal, cuadros de distensión, vómito y estreñimiento absoluto. El examen ginecológico no reveló mucho, sólo una historia de aborto retenido en el quinto mes de la gestación, ocho años antes de este internamiento en urgencias. Las radiografías de abdomen detectaron dos sombras calcificadas, por lo que fue necesaria una intervención quirúrgica que, incluso, ameritó de una resección de intestino. Durante la disección de tejidos finos, se encontraron dos esqueletos fetales momificados de aproximadamente 5 meses de edad. Después de la intervención quirúrgica la paciente recordó que había tenido un aborto en el quinto mes de gestación en 1997.

Aviso: estas imágenes pueden contener lenguaje fuerte o muy fuerte que podría ser ofensivo para algunas personas. Imágenes y videos de interés médico, así como violencia ficticia y/o gore inquietante.


Moraleja:  tu menstruación se ha retrasado o has tenido algún aborto en algunos años y has tenido dolores de abdomen, ten cuidado no vaya a ser un feto calcificado.

Hay una buena revisión de Litopedion en la WEB, pero me parece que algunas imágenes y textos no tienen suficiente veracidad, ya que no pude comprobar muchas referencias bibliográficas... pero está buena.