Tres personajes con movimientos más allá de la imaginación

En la ficción, hay personajes que se mueven a toda velocidad. A veces pueden ser más rápidos que el sonido, pero en ocasiones las leyes de la física se vuelven un juego para sus poderes.

Black Flash

A pesar de que el velocista más famoso del Universo DC es Flash, Black Flash es completamente distinto. Es, para fines prácticos, la encarnación de la Muerte, pero para aquellos que obtienen sus poderes de la Speed Force. Entonces, su velocidad supera la de la luz y tiene la capacidad de matar prácticamente a cualquier personaje… simplemente con un toque. Solo los héroes y villanos que obtienen su poder de la Speed Force pueden verlo. Recientemente, se sugirió su aparición al final de la segunda temporada de The Flash.

 

Neo

O, como tú lo recuerdas “Miiister Aaaanderson”. Uno de los hackers más hábiles del mundo, que puede mover los dedos a toda velocidad para conseguir todo tipo de información y software ilegales, hasta que es encontrado por Morpheus, un terrorista digital que le muestra la verdad: vive en una simulación computarizada. Eso no detiene a Neo, quien al obtener un sentido de unidad consigo mismo, puede empezar a forzar las leyes de la física y moverse cada vez más rápido, para desgracia de los agentes.

 

Weeping Angels

Imaginados por Steven Moffat para Doctor Who, los Weeping Angels son toda una contradicción: mientras los ves, son estatuas. Si dejas de verlos o parpadeas, es demasiado tarde, pues se mueven a una velocidad imposible, te llevan a otra era del tiempo y se alimentan de la energía de la vida que pudiste haber tenido de no haberlos encontrado. En ocasiones, no se conforman con enviar a sus víctimas a otra época y no puedes dañarlos, porque ¿cómo dañarías una roca? Recuerda siempre: no parpadees, ni siquiera parapadees.

Para moverte lo más rápido posible, pero con una gran seguridad, necesitas el nuevo Mobi 2017 de Fiat.