Todos quieren un multiverso y si involucra la existencia de superhéroes, mucho mejor. Después de todo, las ganancias millonarias de las películas del género son importantes. Por ejemplo, en conjunto, las películas de Marvel (incluyendo Spider-Man: Homecoming), han recaudado $14,447 MDD alrededor del mundo, así que definitivamente son un negocio rentable y es por ello que cada uno de los estudios quiere su parte del pastel.

Ya que los “grandes”, es decir, DC Comics y Marvel, tienen sus propios medios para lanzar películas, los estudios están buscando otras editoriales para poder producir películas de superhéroes. Por ejemplo, Netflix acaba de adquirir los derechos de Awesome Comics, la casa editorial que originalmente se llamó Extreme Studios y que fue fundada por Rob Liefeld y Jeph Loeb.

Liefeld es conocido por ser uno de los creadores de Deadpool. Los personajes que aprovechará Netflix son los del universo Extreme, en el que hay grupos como Brigade y Bloodstrike, cada uno dirigido por uno de los hermanos Stone.

La idea es muy similar a la de Marvel: estrenar películas que estén dentro del mismo universo, aunque no necesariamente conectadas desde el inicio. La primera alineación de superhéroes no ha sido revelada, pero según Leifeld, la idea es que todos los personajes interactúen.

Esta es la segunda adquisición en relación a propiedades de cómics por parte de Netflix, que en meses anteriores, anunció la compra de Millarworld, la casa editorial fundada por Mark Millar.