Aunque el final original de Feliz Día de tu Muerte fue feliz, siempre hay escenas alternativas que lo cambian todo. En la película, que es una suerte de Groundhog Day combinado con horror y comedia, Theresa Gelbman despierta el día de su cumpleaños en el dormitorio de uno de sus compañeros de universidad después de una noche de fiesta. Poco después, es asesinada por un desconocido enmascarado y despierta una vez más para repetir el mismo día en varias ocasiones e intenta detener su propia muerte.

En el final que no se usó en la versión final, no le va muy bien a Theresa, pues todavía hay un cabo suelto.

¿Les habría gustado este desenlace? Tal vez haya sido mejor que no se decidieran por ello, ya que es probable que la película tenga una secuela en la que seguramente habrá nuevas maneras de torturar a los protagonistas una y otra vez.