En 1990 se estrenó una peculiar película que combinaba horror y ciencia ficción, en la que un lugar en medio del desierto de Nevada se convertía en el escenario en el que aparecen criaturas con forma de gusanos gigantes que se mueven debajo de la tierra y amenazan con matar a todos los que encuentren a su paso. Con esta cinta comenzó una franquicia de cine y televisión que ya va por su sexta entrega cinematográfica, que se titula Tremors: A Cold Day in Hell y cuenta con un nuevo tráiler.

Burt Gummer (Michael Gross) y su hijo Travis Welker (Jamie Kennedy) se dirigen a Canadá para investigar una serie de ataques mortales de Graboids. Allí encuentran un centro de investigación del que comienzan a sospechar que se está utilizando a los Graboids para convertirlos en armas. Justo cuando se dispone a denunciar lo que está pasando, Burt es infectado por el veneno de un Graboid y tendrá 48 horas para encontrar un antídoto que sólo podrá obtener si logra ordeñar a una de las criaturas, tarea que no será nada sencilla.

La película se estrenará el próximo 1 de mayo en Blu-ray y DVD.