"Una película para chicos", dice el póster de Yoga Hosers. Y es que a pesar de que hay mutantes nazis asesinos hechos de salchicha, esta es la película más "limpia" que ha hecho Kevin Smith.

Recientemente, Smith ha incursionado en el mundo del horror, aunque siempre conservando su propio estilo. De las dos películas que ha estrenado dentro de ese género, tal vez Red State sea la más terrorífica, porque es la más real y posible. Sí, a Tusk no le fue nada bien y parece que Yoga Hosers va por el mismo camino, pero Smith nunca ha sido un director para las multitudes, sino para un público fiel que lo ha seguido desde Clerks.

 

YogaH