“Nuestra vida es un arte, porque está abierta a lo que hagamos con ella…”

Sinopsis: El arte de la vida. De la vida como obra de arte.

En nuestra sociedad individualizada todos somos artistas de la vida, ya sea por propia elección o por imperativo social. Y esto es así lo creamos o no, nos guste o no. Esta sociedad espera de nosotros que dediquemos nuestros recursos y capacidades a dar sentido y dirección a nuestras vidas, aunque para ello no tengamos las herramientas y materiales de los que sí disponen los artistas en sus estudios para concebir y ejecutar su obra. Y somos alabados o censurados en función de los resultados que obtenemos, por lo que hemos conseguido o no, por aquello que alcanzamos y perdimos.

En esta obra, Zygmunt Bauman realiza una brillante descripción de las condiciones en las que elegimos cómo queremos vivir y de las limitaciones que pueden imponerse a dicha elección. Nos ofrece además un estudio sobre las maneras en que nuestra sociedad, la sociedad líquida e individualizada de consumidores, influye (aunque no determina) la manera en que construimos y narramos nuestras trayectorias vitales.

 

 

Zygmunt Bauman (1925, Poznan, Polonia – 2017, Leeds, Inglaterra)

Catedrático emérito de Sociología de la Universidad de Varsovia, desarrolló su carrera académica en las universidades de Leeds, Tel Aviv, The London School of Economics, entre otras. Su visión de la sociología lo llevó a reivindicar un papel más reflexivo que descriptivo. Conocido sobre todo por sus reflexiones sobre la posmodernidad, que conceptualizó como modernidad líquida, y que extendió al campo del amor, del arte, de la tecnología, de la globalización. Fue galardonado con el European Amalfi Prize for Sociology and Social Science en 1992 y el Theodor W. Adorno Award. En 2010 le fue concedido, junto con Alain Touraine, el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.