Si no han visto Legion, se pierden de mucho. Es una serie en el universo de X-Men, pero que se enfoca solo en un personaje: David, quien toda su vida ha sido convencido de que padece esquizofrenia. La realidad es que podría ser el mutante más poderoso de todos los tiempos, pero él no lo sabe.

La serie, cuyo sexto episodio se estrena este jueves 15 de marzo, ya fue renovada para una segunda temporada que saldrá al aire en 2018. Acerca del anuncio, Jeph Loeb, Productor Ejecutivo y Líder de Marvel Television dijo: “Estamos muy entusiasmados por esta segunda temporada. El trabajo espectacular de Noah sobre David Haller y el resto de los personajes nos hace esperar ansiosos por más. Estamos muy orgullosos de nuestros socios en FX y el éxito que compartimos por nuestra primera serie de televisión juntos”

Si las cosas siguen así de románticas entre Fox y Marvel, tal vez podríamos esperar que los engranes giren para que Fantastic Four y el universo de X-Men interactúen por fin con el universo Marvel. Recuerden que, a pesar de que Hugh Jackman ya no interpretará a Wolverine, está dispuesto a regresar si el personaje aparece junto a Los Vengadores.

 

David ha entrado y salido de hospitales psiquiátricos durante años. Ahora, a sus 30 años de edad e institucionalizado una vez más, David se pierde en el ritmo del régimen estructurado de la vida en el hospital: desayuno, almuerzo, cena, terapia, medicamentos y sueño. David pasa el resto de su tiempo en un silencio amigable junto a su amiga Lenny (Aubrey Plaza, “Parks and Recreation”), una paciente cuya adicción de toda su vida a las drogas y el alcohol, no ha hecho nada para disminuir su ilimitado optimismo.

Sin embargo, la rutina de David se ve completamente alterada con la llegada de la hermosa y perturbada paciente Syd (Rachel Keller, Fargo”). Inexplicablemente atraídos uno por el otro, David y Syd comparten un sorprendente encuentro, después del cual, David debe enfrentarse a la sorprendente posibilidad de que las voces que él escucha y las visiones que tiene, puedan ser realmente verdaderas.

Obsesionado, David se escapa del hospital y busca refugio con su hermana Amy (Katie Aselton, The League”). Pero la preocupación de Amy por su hermano, es superada por su deseo de proteger la imagen de la vida suburbana perfecta que ha construido para sí misma. Eventualmente, Syd guía a David hacia Melanie Bird (Jean Smart, Fargo), una nutrida pero exigente terapeuta con una mente aguda y métodos no convencionales. Ella y su equipo de especialistas – Ptonomy (Jeremie Harris, “A Walk Among the Tombstones”) Kerry (Amber Midthunder, Hell or High Water”) y Cary (Bill Irwin, “Interstellar”) – abren los ojos de David a un extraordinario nuevo mundo de posibilidades.