Empezamos la historia de Sharknado casi como una broma: un actor de una serie de drama adolescente toma el papel de Fin (aleta en inglés), quien tendrá que enfrentar un fenómeno atmosférico y animal sin precedentes: la combinación de un tornado con un feroz cardumen de tiburones, mientras intenta recuperar la estabilidad de su familia.

Sonaba lo suficientemente loco como para durar un par de películas. Y henos aquí: después de cinco títulos, estamos listos para la sexta parte. En la quinta entrega, Fin lo pierde todo, pero al final se encuentra con su hijo, Gil (que en inglés suena a “branquia”, por si se lo preguntaban), excepto que en su edad adulta e interpretado por Dolph Lundgren.

Así es. Después de enfrentar los sharknados alrededor del mundo, esta vez Fin tendrá que hacerlo a través del tiempo. La primera sinopsis de la secuela, aún sin título, a continuación:

Todo está perdido ¿O tal vez no? Fin usa el poder de viaje en el tiempo de los sharknados para poder salvar el mundo y resucitar a su familia. En su búsqueda, Fin pelea contra nazis, dinosaurios, caballeros en armadura y además, viaja en el Arca de Noé. Esta ve, no se trata de cómo detener los sharknados, sino de cuándo hacerlo.

La sexta película de Sharknado se estrena el 25 de julio de este año y no podemos esperar.