Además de tener presencia en prácticamente todo el mundo, una de las metas de Netflix es convertirse en el proveedor principal de contenido original. Varias de las regiones en las que se puede acceder al servicio de streaming ya producen series y películas, algunas de las cuales se han vuelto muy populares en otras partes del mundo.

La nueva serie de Netflix no viene de Alemania o España. Esta vez, Medio Oriente es la región que nos dará una flamante producción para hacer binge y lo mejor, el tema es mórbido.

 

Netflix anunció que su primer programa original en Medio Oriente se llamará Jinn y será filmado en Jordania, con talento local de la región. La serie, que será YA (young adult), constará de seis episodios que serán exhibidos en 2019 en todos los territorios en donde Netflix está presente.

Del comunicado de prensa oficial:

Jinn será un drama adolescente supernatural contemporáneo, centrado en jóvenes personajes árabes. Las vidas de un grupo de adolescentes se ven alteradas cuando aparece un Jinn con la forma de un chico en la antigua ciudad de Petra. Las relaciones de amor y amistad dentro del grupo son puestas a prueba cuando se dirigen a detener una oscuridad aún más grande que amenaza con destruir el mundo ¿Podrán unirse a tiempo para encontrar las respuestas que necesitan y así poder salvar el mundo?

 

En la mitología, los jinn son seres sobrenaturales que pueden tomar formas humanas, poseen ciertos poderes, dependiendo de su origen y son el precursor de lo que conocemos como “genios”, es decir, esos espíritus encerrados en lámparas y anillos mágicos y que pueden conceder deseos inimaginables.

Los jinn han aparecido en Supernatural y más recientemente, en American Gods. Esperemos, pues, por Jinn.